Número 22 | Primer trimestre 2010

Visitando. Senderismo por el entorno del Mar Menor

Senda del Cabezo Gordo

Tipo: Lineal (sólo ida)
Distancia: 500 m
Tiempo estimado: 10' aprox. de marcha efectiva (sin paradas)
Inicio y final: Aparcamiento del Cabezo Gordo. Acceso a la Sima de las Palomas. Mirador de la Sima de las Palomas. 30S / X 685251 / Y 4185709
Desnivel de subida: 43 m.
Desnivel de bajada: 0 m.
Régimen de protección: Paisaje Protegido y LIC
Cartografía IGN 1:25.000: 955-II Roldán Javier y 935-III San Pedro del Pinatar
Variantes: No

Descripción

El Cabezo Gordo está declarado Paisaje Protegido por su interés biólógico, paisajístico, paleoantropológico y cultural. Este cerro calizo, situado en el término municipal de Torre Pacheco, sobresale como elemento paisajístico en la llanura sedimentaria del Mar Menor. Fruto de las antiguas extracciones mineras son las numerosas galerías que alberga su interior. Estas cavidades, además de otras naturales, es el hogar de la fauna más destacada de este espacio natural protegido, los murciélagos.
El breve paseo que proponemos nos permitirá distinguir las comunidades vegetales más significativas que habitan en sus laderas: el cornical y el lastonar, especies protegidas a nivel regional y adaptadas a zonas de extrema aridez.
Al final del itinerario por la solana localizaremos la entrada a la Sima de las Palomas. En este yacimiento paleoantropológico, de referencia internacional, se han hallado restos fósiles de homínidos y animales que habitaron esta zona hace entre 130.000 y 35.000 años. De entre ellos se encuentran maxilares y cráneos pertenecientes a una decena de individuos del hombre europeo denominado Hombre de Neandertal, el cual vivió aquí hace unos 50.000 años. El centenar y medio de restos fósiles identificados de esta especie humana justifica que este yacimiento sea considerado el más importante de estos homínidos en todo el arco mediterráneo español. La presencia, además, de utensilios paleolíticos musterienses, así como de restos de animales y plantas, acrecientan más si cabe la importancia de este yacimiento.
Desde el final del recorrido podremos avistar una interesante panorámica del Mar Menor y la fértil llanura que la rodea. Resultan fácilmente apreciables los característicos cabezos, islas e islotes del entorno, así como La Manga.


Senda de El Carmolí


Tipo: Circular
Distancia: 2.000 m
Tiempo estimado: 50' aprox. de marcha efectiva (sin paradas)
Inicio y final: Calle Lago Superior. Punta Brava (Cartagena). 30S / X 690489 / Y 4173757
Desnivel de subida: 57 m.
Desnivel de bajada: 57 m.
Régimen de protección: Paisaje Protegido y LIC
Cartografía IGN 1:25.000: 956-I Los Alcázares

Descripción

El Cabezo de El Carmolí emergió, al igual que las islas volcánicas del Mar Menor e Isla Grosa, en el Mediterráneo, hace 10 millones de años. Su situación estratégica hace de esta formación volcánica de 112 metros de altura una espléndida atalaya donde observar uno de los accidentes geográficos más singulares de Europa: el Mar Menor y La Manga. Desde sus laderas, como emergiendo sobre las calmadas aguas, divisaremos en un primer término la Isla de la Perdiguera y tras ella la de mayor dimensión del entorno del Mar Menor, Isla Mayor o del Barón. Otros espacios naturales protegidos como la Marina del Carmolí, el Saladar de Lo Poyo, el Cabezo de San Ginés e Isla Grosa, entre otros, son localizables desde el sendero.
Recorrer este espacio natural protegido nos permitirá disfrutar con sus curiosas formaciones geológicas, como es el caso de las disyunciones columnares. Estas y otras estructuras, así como los diferentes materiales que la componen, hacen que este testimonio de la actividad volcánica haya sido inventariado como un Lugar de Interés Geológico.
Esta zona se ha visto afectada en el pasado por una intensa actividad de pastoreo y de recolección de plantas aromáticas, provocando un lógico perjuicio a su vegetación. Aún así, se pueden apreciar especies botánicas como palmitos, acebuches, espinos y otras plantas propias de climas cálidos y poco lluviosos.
A lo largo de este itinerario circular iremos encontrando vestigios militares de épocas pasadas, testimonio de la importancia estratégica que tenía el cabezo. En su ladera oeste se aprecian las entradas a un antiguo arsenal militar así como otras construcciones. Llaman especialmente la atención los búnkers que se ubican en diferentes puntos de sus laderas.


Textos: Javier Muñoz García y Martín López Sandoval.
Fotos: José Antonio Abellán Balsalobre y Javier Muñoz García.
Servicio de Protección y Conservación de la Naturaleza

Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad
Senda del Cabezo Gordo
Mapa de la senda del Cabezo Gordo
MIDE de la senda del Cabezo Gordo
Perfil de la senda del Cabezo Gordo
Senda del Carmolí
Mapa de la senda del Carmolí
MIDE de la senda del Carmolí
Perfil de la senda del Carmolí