Número 21 | Cuarto trimestre 2009

Una nueva oportunidad. Educación ambiental en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre ‘El Valle’

RESUMEN
El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre 'El Valle', gestionado por el Servicio de Protección y Conservación de la  Naturaleza de la Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad, funciona desde 1984 cuidando y tratando a ejemplares de la fauna silvestre afectados por la destrucción de hábitats, el uso de pesticidas y venenos o la captura ilegal o accidental de especies protegidas.
Recientemente se inauguró una importante ampliación de las infraestructuras para compatibilizar la labor veterinaria del centro con las actividades formativas y divulgativas. Las nuevas instalaciones cuentan con una zona de recepción y sala de proyección que introducen a los visitantes en los valores de la fauna silvestre de la Región de Murcia, así como un recorrido exterior tematizado. Las funciones que cubre el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre son: recuperación, educación ambiental e investigación. La mayoría de animales que ingresan sanan rápidamente y son devueltos a su medio natural, aunque otros ejemplares irrecuperables permanecen allí y son utilizados para la educación y la sensibilización ambiental. Pero no podemos olvidar que los animales expuestos son silvestres, por lo que las visitas están restringidas a un número de visitantes por día.


La ampliación de las instalaciones del centro, ubicado en el Parque Regional de Carrascoy y El Valle, ofrece una nueva oportunidad para que los ciudadanos conozcan su patrimonio natural y las labores de recuperación que se llevan a cabo con los animales que llegan hasta aquí.

Gestionado por el Servicio de Protección y Conservación de la Naturaleza de la Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad, el Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre (CRFS) ‘El Valle’ funciona desde el año 1984, acogiendo y protegiendo desde esa fecha a miles de animales de nuestra fauna silvestre que han llegado hasta aquí heridos, enfermos o huérfanos, causas la mayoría ligadas a la actividad humana, como son la utilización de cebos envenenados, la captura ilegal o accidental, disparos, electrocuciones o accidentes con infraestructuras. Asimismo, en su afán de mejorar sus infraestructuras clínicas y afrontar nuevos retos en la educación ambiental, recientemente se han ampliado sus instalaciones, que fueron inauguradas el pasado mes de mayo con un propósito muy concreto: dar a conocer el trabajo del CRFS y educar a la población en los valores medioambientales, la conservación y el respeto por la naturaleza.


Un proyecto de dos fases

Estas obras, que han supuesto una inversión de 800.000 euros, son un proyecto que hace años adquirió forma debido al gran interés mostrado por la población escolar, asociaciones y particulares en el conocimiento de la fauna murciana, lo que animó a la Administración Regional a invertir en una importante ampliación de las infraestructuras para compatibilizar la labor de recuperación del centro con las actividades formativas y divulgativas. Así, con este nuevo proyecto se espera la visita de 20.000 escolares al año. Cabe destacar que, a finales del 2006, ya se acometió una primera fase de reformas con una inversión de 900.000 euros para modernizar las instalaciones del área de recuperación destinadas al albergue y cuidado de la fauna silvestre. En esta fase se construyeron nuevas dependencias para el Área de Fauna Marina y voladeros para musculación de aves, en una superficie total de 500 m2.
Por su parte, la segunda fase de ampliación del centro incluye un área de uso público que viene a sumarse a otras infraestructuras ya existentes en el entorno próximo, como son el Centro de Visitantes y el Aula de Naturaleza ‘Arboretum-El Valle’. Todo ello conformará una amplia oferta educativa para el conocimiento del medio natural y, además, de fácil acceso, pues está situada en la entrada de uno de los parques regionales más emblemáticos, el Parque Regional de Carrascoy y El Valle. Por tanto, actualmente en el CRFS 'El Valle' se encuentran dos zonas marcadamente diferenciadas en cuanto a sus funciones. Por un lado, se encuentra la Zona o Área de Recuperación, no visitable, donde se asiste y se cuida a los animales silvestres que llegan al Centro y, por otro, el Área de Educación Ambiental, dotada de numerosas infraestructuras para dar a conocer la fauna regional a la población.


Funciones del CRFS ‘El Valle’

Como su propio nombre indica, el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre se dedica, por un lado, a la recuperación, rehabilitación y suelta de especies que llegan al centro con algún daño. Por otro lado, en cuanto a la función de educación ambiental, el objeto es la sensibilización e información a todos los escolares que visitan el centro, principalmente durante el curso escolar. Y, por supuesto, dada la importancia ecológica de muchas de las especies mantenidas en el centro, la investigación es una labor esencial. Algunos de los estudios y las investigaciones que se están realizando son: estudios toxicológicos, investigaciones epizoóticas y de sanidad ambiental, investigaciones sobre enfermedades infecciosas o parasitarias, el seguimiento de la fauna accidentada con tendidos eléctricos y los varamientos de animales marinos.
Las prioridades sobre las funciones que cubre el centro son: en primer lugar, la recuperación, en segundo, la educación ambiental y, por último, la investigación.


Área de Recuperación

El centro de recuperación nació aproximadamente hacia el año 1984 ante la necesidad de atender a los animales que se recogían heridos, tanto por parte de los agentes de la autoridad como por los propios ciudadanos. Comenzó con muy pocos medios y pronto se necesitó ampliar las instalaciones para mejorar el servicio clínico veterinario y los espacios destinados a albergar a las diferentes especies que llegaban al centro. Se dotó de una zona clínica compuesta por una sala de radiología, quirófano, UCI para aves con departamentos individualizados, cuatro estancias para hospitalización de mamíferos, una estancia para la crianza de aves y un reptilario. De especial interés resulta la nueva área de marinas, con más de 300 m2 construidos, que incluye los tanques de recuperación de fauna marina y los estanques destinados a albergar aves acuáticas. Además existen diferentes estancias para aves, mamíferos, reptiles terrestres y semiacuáticos. La importancia que este centro tiene para el cuidado y protección de esta fauna regional queda patente en las cifras que anualmente se obtienen: llegan cada año entre 1.000 y 1.200 animales (aves, reptiles, mamíferos, etc.) de los que se recuperan totalmente alrededor del 30 por ciento. Hay que recordar que este centro sólo se ocupa de animales silvestres, no de los domésticos.

INSTALACIONES DEL ÁREA DE RECUPERACIÓN
  • Área Clínica
  • Consulta
  • Sala de radiología
  • Quirófano
  • UCI para aves con departamentos individualizados
  • Cuatro estancias para hospitalización de mamíferos
  • Estancia para la crianza de aves
  • Sala para hospitalización de reptiles
  • Área de recuperación de aves
  • 13 jaulas de recuperación
  • Un voladero de grandes dimensiones
  • Dos instalaciones con estanques para aves acuáticas
  • Área de recuperación de reptiles
  • 15 terrarios para tortuga mora
  • Un terrario con charca para reptiles semiacuáticos
  • Área de recuperación de mamíferos
  • Dos estancias cubiertas
  • Dos estancias semicubiertas
  • Área de Fauna Marina
  • Un tanque-piscina de 11.000 litros de capacidad para cetáceos y tortugas marinas
  • Cuatro tanques de 500 litros para tortugas marinas


Área de Educación Ambiental

La nueva área para visitantes del centro reproduce los distintos ambientes o hábitats regionales donde habita la fauna silvestre: el río, reino de la nutria; el agua, como medio de vida para las aves acuáticas; los roquedos de alta montaña, donde habita la cabra montés; las llanuras, refugio de las aves esteparias; los humedales salinos, donde habita el flamenco; los bosques, lugares idóneos para el jabalí; los matorrales claros, lugar apreciado por la tortuga mora y el aviario para aves rapaces, entre otros. El edificio de recepción de visitantes e información se compone de pabellones que simbolizan los cuatro elementos: sol, agua, tierra y aire. En el itinerario formativo destaca la presencia del aviario con forma fusiforme, que albergará aves de interés. Destaca, asimismo, el pabellón destinado a especies nocturnas, en el que podrán observarse tanto aves como mamíferos de hábitos crepusculares. Fauna regional de interés Uno de los temas divulgativos más importantes es el que engloba a la fauna regional, ampliamente representada por especies de vertebrados terrestres, especies de peces continentales y especies marinas la mayoría de ellas de un enorme valor ecológico y un exponente de la identidad natural de la Región. Podemos destacar la presencia de la nutria en los tramos medio y alto del río Segura y sus afluentes, y las numerosas especies de aves, con especial mención al águila azor-perdicera, la avutarda o la gaviota de Audouin, cuya presencia ha motivado la declaración de diversas Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA).


Actividad del Área de Educación Ambiental

En el CRFS ingresan animales procedentes de toda la Región de Murcia por diferentes motivos, la mayoría enfermos o heridos. Algunos de estos animales no se pueden reintroducir o devolver al medio natural por diferentes causas, que impiden su supervivencia en estado salvaje, quedando irrecuperables, y son estos los ejemplares que encontramos en esta zona especialmente diseñada para la educación ambiental y separada físicamente de las dependencias de recuperación. Los animales que aquí se encuentran son silvestres, por lo que no están acostumbrados a la presencia humana.
Por este motivo las visitas son guiadas y están restringidas a un número máximo de visitantes al día. Las nuevas instalaciones cuentan con una zona de recepción y sala de proyección que introducen a los visitantes en los valores de la fauna silvestre de la Región de Murcia, así como un recorrido exterior tematizado por los distintos ambientes del medio natural.


¿Cómo visitar el Centro?

La nueva área de uso público del CRFS ‘El Valle’ se puede visitar desde el pasado mes de junio, de martes a domingo, incluidos los festivos. Se trata de visitas guiadas y con un cupo límite de personas por día, ya que las especies animales expuestas son silvestres y ello requiere una organización sistematizada de las visitas, de manera que éstas afecten lo menos posible a sus ciclos biológicos.


¿Cómo completar mi visita al Centro?

En el Parque Regional 'Carrascoy y El Valle', en las inmediaciones del Centro de Recuperación de Fauna, se localiza, a escasos 50 metros, el Aula de la Naturaleza ‘El Arboretum’. A unos 300 metros se encuentra el Centro de Visitantes ‘El Valle’. Los itinerarios guiados incluyen la visita por estas instalaciones, lo que completa de forma significativa los conocimientos adquiridos en el centro de recuperación.
Para cada grupo de visita se presentan diferentes opciones o alternativas:
Grupos escolares:
  • Centro de Visitantes ‘El Valle’ y tres alternativas de itinerarios guiados: rambla del Valle, San Antonio El Pobre y camino viejo del Sequén.
  • Centro de Visitantes ‘El Valle’ y visita guiada al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre.
  • Aula de Naturaleza ‘El Valle’.
  • Aula de Naturaleza ‘El Valle’ y visita guiada al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre.
Grupos organizados:
  • Centro de Visitantes ‘El Valle’ y tres opciones de itinerarios guiados: rambla del Valle, San Antonio El Pobre y camino viejo del Sequén.
  • Centro de Visitantes ‘El Valle’ y visita guiada al Centro de Recuperación deFauna Silvestre.

Recomendaciones durante la visita
  • Programar la visita con antelación.
  • Evitar correr y gritar durante la visita, ya que los animales se asustan y se ponen nerviosos.
  • Dar golpes en los cristales o tirar cosas para llamar su atención también les perjudica.
  • Cada animal tiene una dieta especial. Si les das de comer pueden enfermar gravemente.
  • Es peligroso subirse a las vallas o meter las manos dentro de los recintos de los animales.
  • Cuida el entorno y utiliza las papeleras.
  • En las visitas colectivas será obligatoria la presencia de, al menos, un responsable de grupo que atenderá en todo momento las necesidades del mismo.
  • No están permitidos los animales domésticos.

Cómo actuar frente a un animal herido
No se debe confundir un animal herido con un animal fácil de capturar, como por ejemplo una tortuga o las crías de otros animales. Éstos no deben ser molestados. Si se encuentra un animal herido, envenenado o en mal estado se deben seguir las siguientes indicaciones:
  • Actuar con rapidez y seguridad, pero nunca de forma brusca, ya que se podría asustar al animal.
  • Para cogerlo, lo mejor es intentar cubrir al animal con un trapo, de esta forma al no poder ver se tranquilizará.
  • Para su transporte se aconseja utilizar una caja lo suficientemente grande como para que el animal no pueda dañarse. La caja será de cartón para las aves o de plástico para los mamíferos grandes y perforada por su parte baja para que tenga suficiente ventilación pero sin visión, evitando así su intranquilidad.
  • Nunca intente curar a un animal herido.
  • Llamar al teléfono de emergencias 112, avisar al centro para que lo recojan o llévelo usted mismo.
Su dirección y teléfono son:
Centro de Recuperación de Fauna Silvestre ‘El Valle’. Parque Regional 'Carrascoy y El Valle', Ctra. de subida a El Valle, s/n. La Alberca (30150), Murcia.
También puede llamar al teléfono 968 84 49 07 o enviar un correo electrónico a crfselvalle@yahoo.es


Fuente: Servicio de Protección y Conservación de la Naturaleza. Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad.
Ana Cristina Miñano
Fernando Escribano Canovas
Ana Navarro Sequero

Artículos relacionados en anteriores números:
- Información en los Espacios Naturales de la Región (Murcia enclave ambiental nº 12, pp. 6-15).
Liberación de un buitre después de su recuperación
Aviario de musculación