Número 39 | Cuarto trimestre 2014

Turismo ornitológico: en busca de las aves

Resumen
 
La creciente sensibilización ambiental de la sociedad y el interés por la desconocida avifauna que albergan nuestros espacios naturales han dado un fuerte empuje a un tipo de turismo alejado del típico destino de sol y playa. Nos referismo a los turismos de naturaleza y al ecoturismo, destacando el turismo ornotológico, que no es más que la visita de espacios naturales para observar aves, siempre con un estricto control para no dañar los espacios visitados y contribuyendo a la economía local del lugar. Debido a estas premisas éticas y de control de esta actividad turística, el aviturismo se engloba, más que en una modalidad de turismo de naturaleza, en una modalidad de ecoturismo. 
En este sentido, España cuenta con un buen número de lugares predilectos para los turistas europeos que deciden invertir su tiempo libre en observar aves. Doñana es el lugar más visitado por estos turistas, que pasan días observando los pasos migratorios. 
En la Región de Murcia existe una gran diversidad de ambientes, por lo que la variedad de avifauna que puede observarse es muy amplia. También se encuentra en el paso de miles de aves migratorias que cada año sobrevuelan la Región en busca de alimento y mejores temperaturas. Uno de los espacios naturales más visitados en la Región para esta actividad son las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar, donde pueden observarse gran número de aves ligadas al medio marino y terrestre.



El turismo siempre ha ido ligado en nuestro país al sol y a las playas. Sin embargo, se ha notado en los últimos años un aumento en la demanda de destinos turísticos que poco o nada tienen que ver con el típico turismo veraniego al que estamos acostumbrados. Entre las nuevas modalidades de turismo que surgen se encuentra el ornitológico, que es uno de los más demandados en España y en la Región por la gran cantidad de aves que pueden observars


El turismo ornitológico, orniturismo, turismo de observación de aves o aviturismo, es la actividad que implica desplazarse hacia un destino específico con el interés de observar la avifauna local en su entorno natural. Usualmente deja un incentivo económico para el destino, la comunidad receptora y los guías locales. Esto implica que los pájaros deben volar libres y no estar enjaulados; también se supone que las especies que se van a observar deben de ser propias del lugar y no introducidas, domesticadas o habitar en granjas de reproducción con fines de aprovechamientos comerciales (mascotas, alimento, ornamentación).
Esta modalidad tiene cada vez más demanda entre los turistas, sobre todo de países del centro y norte de Europa, que están acudiendo a Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y a lugares con poblaciones importantes de aves en peligro de extinción.


En Rutland (Reino Unido) se celebra anualmente la Feria Internacional
de Turismo Ornitológico (British Birdwatching Fair), siendo la
más importante del mundo de este tipo de turismo


No es raro, por ejemplo, ver a cientos de ornitólogos y amantes de la fotografía y de la naturaleza, sobre todo holandeses y alemanes, en el Parque Nacional de Monfragüe en algunas épocas del año, desplegando unos potentes objetivos y esperando horas sin moverse de un sitio para contemplar el mayor número posible de especies. En muchos casos, es la primera vez que estas personas ven en libertad aves como el buitre negro, el águila real o la avutarda, realizando el viaje solo con el propósito de observarlas, demostrando las posibilidades que esta demanda tiene para la economía de la zona. Otras zonas de especial relevancia son aquellas donde se concentra el paso de aves migratorias, como es el caso del estrecho de Gibraltar.


flamenco


Las cifras del turismo ornitológico


El turismo de naturaleza es un gran saco en el que se incluyen todas las visitas y actividades turísticas desarrolladas en un espacio natural, ya sea para observar aves o para descender un riachuelo. Tal y como está planteado, el turismo de naturaleza es permisivo con ciertos impactos ambientales negativos y se desvincula del desarrollo social del lugar visitado, mientras que el aviturismo busca comprometerse con el desarrollo social, económico y ecológico del lugar. Más que turismo de naturaleza, estamos hablando de ecoturismo, que entra dentro de la modalidad de turismo sostenible.
Pese a ello, la gente que realiza turismo de naturaleza suele ser gente comprometida con el medio ambiente y la naturaleza, por lo que la conservación del medio ambiente suele ser una premisa personal de los visitantes.


A la actividad de observar aves se la conoce, internacionalmente,
como birding o birdwatching


El turismo de naturaleza gana cada vez más adeptos. Supone ya entre un 10% y un 15% del tráfico mundial de viajeros y es la opción con mayor crecimiento anual, con porcentajes superiores al 20%, siendo el asociado a la ornitología el sector con ‘más pujanza', según la Sociedad Española de Ornitología, SEO/BirdLife.
Solo en Europa, se estima que hay unos diez millones de turistas que viajan al año para ver aves. Reino Unido, Holanda y Alemania son los países con más potencial, según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT). El 85% de los avituristas que visitan España lo hacen procedentes de Reino Unido, al que siguen Bélgica, Alemania y Francia. 
Pero España comienza a ser nido de muchos viajeros extranjeros y nacionales que nos visitan cada año. De hecho, los turistas extranjeros suelen quedarse impresionados con aves tan comunes en España como el rabilargo y la abubilla, pero poco conocidos en el resto de Europa.
Nuestro país cuenta con 637 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) (marítimas y terrestres), que ocupan una superficie de más de 10 millones de hectáreas, que es más de un 20% de la superficie terrestre del Estado (Islas Canarias, Islas Baleares, Ceuta y Melilla incluidas). 
El perfil del turista ornitológico extranjero suele ser de edad entre 40-60 años, con un poder adquisitivo medio-alto, que se aloja en casas rurales u hoteles situados en enclaves naturales, estancia media de una semana y un gasto de unos 150 euros/día. En lo que se refiere al visitante nacional, el perfil varía: son más jóvenes (entre 25 y 45 años) y gastan menos.
 

rapaz


Turismo ornitológico en España

España va camino de encabezar el ranking de destinos preferidos por los avituristas. Esto es así debido a la gran biodiversidad de aves, al elevado número de ZEPA y a la oferta cultural y climática que siempre existe.
Andalucía es la Comunidad Autónoma donde mayor biodiversidad de aves hay en toda Europa, por lo que es uno de los destinos preferidos por los turistas que buscan la observación de aves. El Parque Nacional de Doñana es un lugar emblemático para esta actividad, pues en este humedal tienen lugar los pasos migratorios de millones de aves al año. Se trata de un lugar tan importante y valorado por los ornitólogos de todo el mundo que este año se ha celebrado allí, por primera vez, la Feria Internacional de las Aves ‘Doñana BirdFair'.
Otros lugares mágicos para observar aves en España son el Parque Nacional de Monfragüe, el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, el Delta del Llobregat, el Parque Nacional de Cabañeros, el Parque Natural del Estrecho, El Espadañal, el Parque Regional Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar, etc.


El mayor espectáculo ornitológico que puede observarse en nuestro país
es el paso de aves migratorias en el Parque Nacional de Doñana. En una sola semana se pueden observar más de 250 especies diferentes de aves,
la mayor diversidad de Europa por metro cuadrado


Turismo ornitológico en Murcia

La oferta que en la Región puede encontrar el turista ornitológico se extiende prácticamente por toda la geografía regional, desde las estepas de Yecla a las islas del Mediterráneo murciano. La Región suma 26 ZEPA repartidas por sierras, llanos, saladares, humedales e islas. Su situación geográfica y el clima la convierten en refugio de multitud de especies, tanto migratorias como autóctonas, según un estudio elaborado por el Instituto de Turismo de la Región de Murcia.
Sin embargo, la falta de unas infraestructuras mínimas que faciliten la contemplación de las aves lastran el despegue de esta práctica en la Región. Molina de Segura, por ejemplo, está acondicionando las lagunas de Campotéjar, el segundo humedal continental más importante de la Región por la concentración de especies en invierno y por los pasos migratorios de aves acuáticas. La especie emblemática de estas lagunas es la malvasía cabeciblanca, un pato en peligro de extinción a nivel mundial que ha encontrado en las balsas de la antigua depuradora un nuevo hogar.
Entre las infraestructuras que se han desarrollado en esta ZEPA se encuentran las islas artificiales (refugio para aves), un mirador, rutas señalizadas con paneles informativos, observatorios de aves camuflados, etc. El Ayuntamiento de Molina de Segura prevé la inclusión de la observación de aves entre las nuevas propuestas del próximo plan de fomento del turismo, previsto para 2014.
Sin duda, uno de los grandes atractivos ornitológicos de la Región lo acapara el medio marino, con numerosas islas e islotes, espacios abiertos y acantilados en los que se pueden divisar un sinfín de aves, tanto marinas como terrestres. También los humedales y salinas interiores muestran una gran riqueza de especies por ser lugares de invernada y paso migratorio.

Lugares y espacios para observar aves en la Región

Parque Regional de Sierra Espuña
Entre las aves destacadas que se pueden observar se encuentran el águila real, el búho real, el águila perdicera, el buitre leonado, el gavilán, la chova piquirroja y el alcarván. También hay multitud de pequeños pájaros (pinzones, piquituertos, mirlos, zorzales, jilgueros, etc.).

Sierra de la Pila
La similitud de este entorno con el de Sierra Espuña hace que albergue prácticamente el mismo tipo de fauna. Suele verse al halcón peregrino, al águila perdicera, al águila real, al búho real, a la chova piquirroja, al gavilán, al alcotán, al azor, al ratonero común y muchos pequeños pájaros como el carbonero, el pinzón y el verderón.

Humedal del Ajauque y Rambla Salada
La mayor peculiaridad de este entorno es su variedad de ambientes distintos, lo que explica la gran diversidad de aves. En las zonas encharcadas puede observarse al ánade real y la garza real, que permanecen todo el año; al chorlitejo patinegro y la cigüeñuela, que son nidificantes habituales; el zampullín cuellinegro y el pato cuchara, que aparecen en los meses de otoño-invierno procedentes de las zonas más frías. 
En el carrizal destacan las pequeñas aves como el escribano palustre, el ruiseñor bastardo, los carriceros y los mosquiteros común y pechiazul. 
En los saladares nidifican aves esteparias (alcaraván, cogujada, aguilucho cenizo y curruca).

Estepas de Yecla
Se localizan aquí un gran número de aves esteparias, como avutardas, ortegas, cernícalo primilla, sisón, ganga o alcaraván. También pueden verse el águila calzada, el chorlito dorado y la curruca rabilarga.

Sierra de la Fausilla
Se trata de una sierra litoral, por lo que además de muchas aves marinas sobrevolando el mar (gaviotas, cormoranes, paíños, etc.) se pueden observar otras terrestres como el halcón peregrino, el búho real, el águila perdicera y el camachuelo trompetero.

Faro de Cabo de Palos
Pasos migratorios y aves marinas.

Mar Menor
Uno de los mejores cuarteles de invernada españoles de zampullín cuellinegro y serreta mediana. En las salinas de San Pedro del Pinatar cría el tarro blanco y una interesante comunidad de larolimícolas: cigüeñuela común, avoceta común, chorlitejo patinegro, gaviota reidora, pagaza piconegra, charrán común y charrancito común. Existe una colonia de gaviota de Audouin en la cercana isla Grosa.

Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar
Este es uno de los lugares más visitados por los amantes de las aves. Aquí se dan cita anualmente miles de aves en paso migratorio o invernada, destacando el colorido flamenco y el tarro blanco, y especies limícolas como el archibebe, el zampullín, el cormorán moñudo, el chorlitejo, etc. Entre las aves nidificantes de este singular paraje pueden observarse cigüeñuelas, avocetas, charrancitos y pagazas. Aunque casi desaparecida de la Península, el águila pescadora a veces deja verse por aquí.

Saladares del Guadalentín
Las especies más interesantes para la observación son la ortega, el sisón, el aguilucho cenizo, la terrera común, la curruca rabilarga y la cigüeñuela. También carracas, abejarucos, grajillas, aguilillas calzadas, críalos, terreras, cogujadas y calandrias.

Monte Roldán
Excelente enclave mediterráneo para el control y observación de pasos migratorios nupciales y postnupciales: grandes rapaces, zancudas, anátidas y aves marinas.

Llanos del Cagitán
Uno de los pocos lugares de España donde observar a la alondra de Dupont. También se ven otras aves esteparias.

Lagunas de Las Moreras
En este humedal se encuentran especies ligadas al agua como la malvasía cabeciblanca, la cigüeñuela común y el calamón. También pueden observarse, aunque en menor abundancia, garcilla cangrejera, cerceta pardilla, porrón pardo, archibebe común, chorlitejo patinegro, pagaza piconegra, fumarel cariblanco, carricerin real, fumarel común, escribano palustre.

Lagunas de Campotéjar
Este humedal presenta grandes atractivos para la realización de orniturismo. Además de las especies de aves que pueden observarse, presenta recientes infraestructuras que facilitan el seguimiento y la observación de aves. Aquí se encuentra más del 1% de los ejemplares de malvasía cabeciblanca del Mediterráneo occidental. Otras aves importantes que pueden observarse son la cerceta pardilla, la garcilla cangrejera, el porrón pardo, el pato colorado, el archibebe común, el torcecuello.

Espacio marino de Tabarca - Cabo de Palos
Se trata de una zona marina de gran importancia como área de alimentación para numerosas especies de aves marinas. Entre las aves más importantes que pueden observarse se encuentran la pardela cenicienta y el paíño europeo, pero además se pueden ver multitud de aves como gaviotas, fumareles, charranes, charrancitos, alcatraces, cormoranes moñudos, pagazas, negrones, serretas y págalos.

Monte El Valle y Sierras de Altaona y Escalona
Las rapaces tienen en este lugar uno de sus lugares preferidos. Abundan las águilas (calzada, real, perdicera, culebrera), los halcones, los ratoneros, los cernícalos y los búhos. En el pinar viven el carbonero común, mito, herrerillo capuchino, verdecillo, piquituerto, pito real, etc.

Espacio marino de los Islotes Litorales de Murcia y Almería
Estos islotes acogen las únicas poblaciones reproductoras de pardela cenicienta del litoral peninsular español. También cría en estas islas el paíño europeo. Además de estas dos importantes especies, se pueden observar alcas, fumareles, gaviotas, alcatraces, págalos y charranes.
 

avituristas


Ética en el turismo de observación de aves

Para ofrecer servicios en orniturismo existe un código ético implícito a seguir:

Honestidad en el servicio ofrecido y prestado
Agunos oferentes de servicios no cumplen con lo ofrecido en su publicidad, ni llenan las expectativas de sus clientes. La estrategia de ofrecer mucho y cumplir poco para vender, a la larga, es sumamente perjudicial para el negocio. Existen aves difíciles de ver que muchas veces no pueden ser garantizadas, sitios con poca infraestructura o itinerarios muy complejos imposibles de completar. Esto decepciona a los consumidores, dando una terrible fama y credibilidad, disminuyendo la clientela y eventualmente causando el cierre de operaciones.

Aspectos sociales
Debe considerarse el desarrollo de las personas que viven en los destinos que se visitan. La cultura y la naturaleza están muy ligados, ya que la conservación de los recursos depende de la concepción que tienen los ciudadanos de su entorno. Es mucho más provechoso para la sociedad proteger la flora y fauna cuando éstos son fuente de recursos e ingresos por turismo, por ejemplo. En cuanto al aviturismo, los productos y servicios tienen más valor si están ligados y complementados a las culturas locales y su relación con las aves.

Aspectos ecológicos
Los avituristas son amantes de la naturaleza. Les importa la conservación de los hábitats y recursos naturales dado que su buena salud implica la conservación de las especies de aves que a ellos les gustan. No es de extrañar que escojan cierto tipo de turoperadores por el hecho de que parte del precio del paquete incluye donaciones para la conservación. Un producto de aviturismo ideal debería estar comprometido con la conservación del patrimonio natural.

Profesionalismo
Este aspecto está relacionado con el anterior. Se refiere a la apariencia y presentación de quien presta los servicios, puntualidad, seriedad y datos apegados a la realidad. En esto el guía de turismo juega un papel muy importante, ya que es él quien transmite la información y conduce al grupo, proveyéndole de las aves y experiencias solicitadas.

Rigor científico
La información que se transmite en un recorrido de observación de aves debe ser completa, interesante y ante todo verídica. La sustentación de los datos con estudios científicos da un peso extraordinario al proveedor de los servicios. Es por ello que este segmento de turismo no es fácil de desarrollar ni barato al ser cobrado. La asistencia de un buen ornitólogo es de gran ayuda para armar los paquetes y desarrollar la información escrita.

Empresas de avistamiento de aves en la Región

Ligado a los turismos de naturaleza y ecoturismo, concretamente al de avistamiento de aves, van los numerosos puestos de trabajo que se generan alrededor de las actividades que se desarrollan, como guías, fotógrafos, exploradores, monitores, etc. A la vista de la creciente demanda del turismo ornitológico, cabe esperar un aumento en el número de empleos que este sector generará, tanto en España como en la Región. 
En la Región de Murcia, además de una variada oferta de lugares en los que observar aves, se cuenta con un nutrido número de empresas y profesionales dedicados a ofertar rutas de observación de aves en espacios naturales, tanto regionales como nacionales e internacionales, ya que también organizan excursiones y rutas en el extranjero. Entre estas empresas se encuentran:

Birdingmurcia. Birdwatching and nature trips: su campo de actuación es regional, organizando rutas por los espacios naturales murcianos para dar a conocer a fotógrafos, biólogos y amantes de la naturaleza en general, el rico patrimonio ornitológico de la Región. En ocasiones también organizan rutas en otros lugares (http://birding-murcia.com/).

Cetáceos & Navegación: es una empresa de turismo activo que se dedica a ofertar numerosos paquetes de actividades en espacios naturales, como la observación de mamíferos marinos, tortugas, bancos de peces, islas e islotes y, por supuesto, aves. Su área de actuación se encuentra en los límites regionales (http://www.cetaceosynavegacion.com/).

Ecoespuña: esta empresa se dedica a la educación e interpretación del patrimonio natural, organizando actividades en el Parque Regional de Sierra Espuña, entre las que se encuentra la observación de aves (http://www.ecoespuna.com/).

Photo-Logistics: es una empresa de servicios al fotógrafo de naturaleza, concretamente al fotógrafo de aves. Tienen repartidos por distintos puntos de la Región y del país numerosos hides para quienes quieran fotografiar con detalle las diferentes especies de aves, asesorando a los fotógrafos y encargándose de los permisos administrativos (http://www.photo-logistics.com/wp/?lang=es).

Birdingmurcia. Turismo ornitológico: se trata de un grupo de guías que ofrecen y diseñan rutas para avistamiento de aves y otros animales. Aunque su área de actuación es la Región, también ofrecen rutas en el resto del sureste ibérico. Y sí, no es un error: tienen el mismo nombre que los primeros de la lista (http://birdingmurcia.com/).

Fuentes
López Roig, Jordi. El turismo ortnitológico en el marco del Postfordismo, una aproximación teórico-conceptual. Cuadernos de Turismo, nº 21 (enero-junio), 2008.
Cebrián Abellán, Aurelio. El turismo de naturaleza en Murcia: la Región de los cien humedales. Cuadernos de Turismo, nº 27, 2011.

Artículos relacionados

Millones de personas se mueven al año en busca de las aves
Los humedales son lugares ideales para la observación de aves
Zorzal alirrojo
Alondra de Dupont
Cerceta pardilla
Charrán común
Búho real
Torcecuello
Flamenco
Gavilán
Alcaraván
Zampullín cuellinegro
Halcón peregrino
Chorlitejo grande
Ganga
Perdiz roja