Número 18 | Cuarto trimestre 2008

Visitando. Senderismo por el Parque Regional de Sierra Espuña III

En este número ofrecemos distintas propuestas de mayor exigencia física para aquellos senderistas más avezados y acostumbrados a recorrer distancias largas.


Sendero El Berro

Tipo: Circular
Distancia: 10,5 km
Tiempo estimado: 3 horas aprox. de marcha efectiva (sin paradas)
Inicio y final: El Berro, junto al Camping de Sierra Espuña
Desnivel de subida: 297 m
Desnivel de bajada: 297 m
Régimen de protección: Parque Regional, LIC y ZEPA
Cartografía IGN 1:25.000: 953-III Alhama de Murcia

Descripción

Desde la pintoresca aldea de El Berro nos internaremos en el Parque Regional de Sierra Espuña entre cultivos de secano y caminos que enlazan las diseminadas casas de campo. Junto al camping, tomaremos la carretera que cruza el barranco de El Berro y asciende hacia Sierra Espuña, siguiendo las marcas blancas y amarillas del PR-MU-79. Dejaremos la carretera y las preciosas panorámicas de El Berro y el Morrón de Alhama para seguir con atención las marcas que nos adentran en la sierra por el camino del Agüica y el camino del Lomo. Los almendros dejan paso a la presencia del espeso pinar de carrasco y el profuso sotobosque mediterráneo se agolpa en las márgenes de nuestro amplio camino. Este continuado ascenso se alivia cuando, tras el vallado del Parque, desembocamos en la carretera que se dirige hacia La Perdiz. En dicha dirección, y siguiendo por su margen izquierda, tomaremos un antiguo camino forestal que se nos abre a la izquierda. Bajo el tupido pinar y acompañados por el aromático romero, atravesaremos dos grandes cortafuegos de cresta. Tras el segundo de ellos, nos internaremos en dirección Este por una estrecha senda bajo la zona boscosa, viendo a lo lejos las majestuosas Paredes de Leiva y los esbeltos morrones de Alhama y Totana.
Observaremos un impresionante dique de mampostería de finales del siglo XIX que frenaba las avenidas de agua del barranco tras lluvias torrenciales. Pasado un tercer cortafuegos, y junto a antiguas terrazas de cultivo, llegaremos a la histórica Casa de Leiva y al área recreativa del mismo nombre. Dejaremos esta vetusta casa de campo para continuar por la carretera en dirección al Centro de Visitantes. A pocos metros, giraremos a la derecha para adentrarnos por un camino que nos aproximará hasta el viejo sanatorio antituberculoso, un edificio que albergó y trató a partir de los años 30 del siglo pasado a personas que padecían tuberculosis. Desde allí, y junto a las pistas polideportivas, podríamos conectar con la senda de los Siete Hermanos (PR-MU-41) y acceder así a la Perdiz o a la zona de Huerta Espuña. A partir de aquí, dejaremos el PR para seguir las marcas blancas y rojas del GR-252. Nuestro sendero continúa ahora a la derecha, dejando la carretera e internándose junto a una antigua casa por el barranco de Leiva. Al llegar al cortafuegos que une ambas vertientes del barranco, nos uniremos al otro lado con el camino forestal del valle de Leiva. Junto a éste, podremos apreciar los restos de un antiguo horno de cocción de yesos. Poco después de unirnos brevemente con el sendero del valle de Leiva - collado Mangueta (PR-MU-57), lo dejaremos continuar valle arriba para girar a la derecha, hacia el barranco de las Brujas o de la Mojonera, siguiendo por el GR marcado con pintura blanca y roja. Cercados por el espeso pinar, atravesaremos cultivos abancalados de almendro para introducirnos seguidamente en el cauce seco y arenoso del barranco. Sin dificultades, y salvando la senda algún tramo rocoso mediante revueltas por ambos lados, seguiremos el mismo lecho del cauce hasta salir del barranco, junto a la valla del Parque. Sólo nos queda subir la senda que se divisa tras unos almendros para llegar a El Berro.


Sendero del Purgatorio

Tipo: Circular
Distancia: 11,8 km
Tiempo estimado: 3 h 30’ aprox. de marcha efectiva (sin paradas)
Inicio y final: Finca Caruana
Desnivel de subida: 353 m
Desnivel de bajada: 353 m
Régimen de protección: Parque Regional, LIC y ZEPA
Cartografía IGN 1:25.000: Hoja 933-II Aledo; 932-IV Sierra Espuña

Descripción

Esta ruta nos adentra en el Parque Regional a través del Rincón del Grillo y de las Alquerías, observando a nuestro paso antiguas acequias, acueductos y balsas de agua utilizadas para el riego de estas tierras. Bajo la sombra del prolífico pinar de la sierra y junto al denso sotobosque mediterráneo, ascenderemos hasta el collado de las Yeseras por la llamada senda del Lentisco, siguiendo las marcas del PR-MU 61. Dejaremos las admirables vistas del barranco de los Ballesteros para descender por la umbría del barranco de Enmedio. A partir de aquí, seguiremos por la variante 62.1, combinando ambos PRs, pero manteniendo siempre nuestra orientación sobre las marcas blancas y amarillas. De frente, y a lo lejos, veremos el imponente promontorio del Morrón de Espuña y las escarpadas paredes del Pedro López. Entre un denso pinar con bellos ejemplares de encinas y quejigos, descenderemos por el PR-MU 62 sobre un cómodo sendero de mampostería hacia el Purgatorio. Hay que recordar que dicho PR sigue ascendiendo en dirección al collado Bermejo, pasando antes por la Casa de la Carrasca. Nosotros lo tomaremos hacia en descenso hacia la Finca Caruana. Al llegar a la pista forestal, atravesaremos la puerta que delimita el parque, siendo prudentes de dejarla cerrada tras nuestros pasos. Por una amplia pista recorreremos el Purgatorio, un bonito y apacible enclave donde las casas de campo se entremezclan con los tradicionales cultivos de secano. No será difícil observar, entre los olivos y almendros y las masas forestales cercanas, numerosas aves como abubillas, cernícalos o mochuelos, buscando su alimento. Finalizamos este atractivo sendero en las inmediaciones de la Finca Caruana, tras andar por senderos y caminos tradicionales que recorren diferentes paisajes llenos de contrastes.


Sendero del Pedro López

Tipo: Circular
Distancia: 16 km
Tiempo estimado: 5 horas aprox. de marcha efectiva (sin paradas)
Inicio y final: Collado Mangueta
Desnivel de subida: 638 m
Desnivel de bajada: 638 m
Régimen de protección: Parque Regional, LIC y ZEPA
Cartografía IGN 1:25.000: 932-IV Sierra Espuña

Descripción

Los pozos de la nieve, construidos entre los siglos XVI y XVIII, fueron utilizados para el almacenamiento de la nieve. Actualmente suponen un vestigio histórico de incalculable valor dentro del patrimonio de Sierra Espuña. La nieve era transformada en hielo que posteriormente se cortaba en bloques y se bajaba en bestias de carga para usos sanitarios o para el propio consumo doméstico de las familias adineradas de Murcia, Cartagena y otros municipios. Este largo sendero de una jornada nos permitirá ser testigos de aquel oficio extinto con la aparición de la electricidad, además de la posibilidad de contemplar una de las panorámicas más majestuosas de la sierra desde la cima del Pedro López. Bajo la sombra de los pinos rodenos y la presencia histórica de los pozos de Cartagena, Orihuela y de la Villa, alcanzaremos el collado de los Pozos de Don Eleuterio, donde se encuentra el encantador paraje de los Pinos Blancos. Dejaremos el camino que procede de la Carrasca, el cual recorreremos a nuestro regreso, para seguir rectos en dirección al Pedro López. Sin apenas desnivel, alcanzaremos la segunda cumbre de la sierra deleitándonos con las espectaculares vistas que se divisan bajo sus pies. Hay que recordar que el acceso a esta cima podrá quedar restringido durante los meses de febrero a julio por motivos de conservación. El recorrido circular a esta montaña nos llevará a través de las marcas blancas y amarillas del PR y en continuado descenso hasta la Casa de la Carrasca, dejando en las zonas altas retazos de pinar, sabinas y matorral espinoso y almohadillado con piornos y cojines de monja. El arrui o muflón del Atlas denotará su presencia junto a zonas forestales próximas a la Casa del Pinillo y la Casa Forestal de las Cuevas de la Plata. Dejaremos el camino forestal bajo las verticales y anaranjadas paredes del Pedro López para internarnos por un sendero a la derecha que desciende hasta la Casa de la Carrasca. En este bello lugar podremos tomarnos un último descanso antes de afrontar la zigzagueante subida al collado de los pozos de Don Eleuterio por el enlace 63.1, y así alcanzar nuestro punto de partida en el collado Mangueta.


Valle de Leyva-Collado Mangueta

Tipo: Lineal (sólo ida)
Distancia: 7.950 m
Tiempo estimado: 3 horas aprox. de marcha efectiva (sin paradas)
Inicio: Área Recreativa de La Perdiz
Final: Aparcamiento Collado Mangueta
Desnivel de subida: 635 m
Desnivel de bajada: 0 m
Régimen de protección: Parque Regional, LIC y ZEPA
Cartografía IGN 1:25.000: Hoja 933-III Alhama de Murcia; 932-IV Sierra Espuña

Descripción

El valle de Leiva representa uno de los recorridos más clásicos y populares de Sierra Espuña, siendo visitado por muchos deportistas y amantes de la naturaleza que desean disfrutar de sus numerosos valores y encantos. Este sendero nos propone ascender desde el área recreativa de La Perdiz hasta el collado Mangueta por el valle de Leiva. Comenzaremos nuestros pasos siguiendo las marcas blancas y amarillas del PR, a través de la familiar senda del Dinosaurio que, desde La Perdiz, se adentra en el valle de Leiva. Pasaremos junto a una antigua balsa que acumulaba el agua procedente de una mina contigua y que se utilizó para abastecer al sanatorio y a algunos cultivos. Antes de alcanzar el camino forestal del valle de Leiva, cruzaremos el barranco del mismo nombre por una pasarela de madera, junto a la cual se sitúa la popular roca que en su parte inferior se asemeja a la huella de un dinosaurio. El recorrido por el valle de Leiva es fascinante por sus diferentes pisos de vegetación, por el hábitat que representa para la fauna de la sierra, por la presencia de un antiguo pozo de la nieve y por las verticales paredes de caliza que atraen a escaladores nacionales y del resto del mundo. Desde Collado Blanco, junto a la ruina de una antigua construcción, la panorámica resulta asombrosa. Al Este, las paredes de Leiva y el Morrón Chico o de Alhama encajonan el denso pinar que tapiza el valle. A lo lejos se adivina la sierra de Carrascoy. Al Oeste dejamos las vistas de Prado Mayor y el barranco de Malvariche con la sierra del Cambrón como telón de fondo. En dirección Sur, ascenderemos por un rocoso barranco que se ve salpicado de sabinas y matorral almohadillado, y tras atravesar un bosquete de pino rodeno, alcanzaremos unos de los núcleos históricos más relevantes del Parque: los pozos de la nieve de Murcia. Construidos entre los siglos XVI y XVIII, fueron utilizados para el almacenamiento de la nieve, que posteriormente se cortaba en bloques y se bajaba a las poblaciones en bestias de carga para usos sanitarios y para consumo doméstico. Desde aquí ya sólo nos queda continuar por un amplio camino forestal hasta el collado Mangueta, disfrutando del maravilloso paisaje que se congrega en la cabecera del Barranco de la Hoz. Este recorrido se puede realizar en sentido inverso al descrito, partiendo desde el collado Mangueta.


Texto: Javier Muñoz García y Martín López Sandoval
Fotos: José Antonio Abellán Balsalobre y Javier Muñoz García. Fondo DGPNB
Servicio de Protección y Conservación de la Naturaleza.
Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad

Sendero El Berro
MIDE Sendero El Berro
Perfil Sendero El Berro
Sendero del Purgatorio
MIDE Sendero del Purgatorio
Perfil Sendero del Purgatorio
Sendero del Pedro López
MIDE Sendero del Pedro López
Perfil Sendero del Pedro López
Sendero Valle de Leiva - Collado Mangueta
MIDE Sendero Valle de Leiva - Collado Mangueta
Perfil Sendero Valle de Leiva - Collado Mangueta