Número 0 | Primer trimestre 2003

Murcia a pie

La Región de Murcia cuenta con una gran variedad de espacios naturales, así como numerosas especies de fauna y flora. Realizando algunas de las rutas que vamos a proponer en esta sección podremos llegar a conocer nuestra tierra un poco más. Vamos a observar y respetar la naturaleza mientras que disfrutamos de una forma distinta de emplear el tiempo de ocio.

La configuración actual de la red de carreteras de la Región de Murcia nos permite desplazarnos con rapidez a cualquier rincón de nuestra provincia. Sentados cómodamente en el vehículo, con el aire acondicionado encendido y escuchando nuestra emisora preferida los kilómetros trascurren a gran celeridad. En menos de una hora hemos cruzado la región de punta a punta. En estas ocasiones lo único que nos interesa es el lugar de salida y el de llegada. Los parajes que se atraviesan apenas sí tienen importancia.
A 120 Kms. por hora las montañas, pueblos o monumentos se desvanecen sin que nos demos cuenta. Los únicos animales que vemos son los que, atropellados, quedan en el arcén.
Pero no siempre el viajero tiene tanta prisa por llegar a su destino. En muchas ocasiones elegimos viajar por puro placer. En esos momentos, el trayecto recorrido es tan importante como el punto de partida o el de destino. Descartamos entonces medios de transporte como el automóvil, autobús o tren. Cuando lo que se quiere es disfrutar del paisaje y conocer un poco mejor el entorno natural, la cultura y la historia de los lugares que visitamos, la mejor manera de desplazarse es a pie o en bicicleta. De esta manera podemos adaptar el ritmo del viaje a nuestros gustos personales, deteniéndonos las veces que lo consideremos oportuno.
La Región de Murcia dispone de una excepcional diversidad ambiental. En un espacio relativamente reducido podemos pasar de las áridas tierras del sur, con paisajes esteparios y casi desérticos, a las sierras del interior, pasando por las huertas tan típicas de las riveras del Río Segura o el litoral mediterráneo. En definitiva, una gran variedad de ecosistemas naturales de los que somos afortunados de poder disfrutar.
En la mayoría de las ocasiones salimos de Murcia buscando lugares para descubrir, nuevos pueblos donde poder practicar algún deporte de aventura, senderismo, bicicleta de montaña, o simplemente descansar en algún lugar alejado del tráfico, el estrés y la contaminación.
Todos esos lugares los tenemos en nuestra región; la mayoría los hemos visitado sin saber que estábamos caminando sobre siglos de historia, o simplemente no hemos sabido dónde mirar.
El objetivo de esta sección es facilitar a todo aquel que lo desee la información necesaria para poder realizar esa ruta que siempre ha querido hacer; descubrir zonas nuevas y desconocidas para el lector; dar a conocer esos lugares que durante años hemos ignorado y que están esperando a que nos adentremos en ellos.
En toda nuestra provincia hay multitud de recovecos llenos de encanto, espacios naturales que nos van a sorprender, edificios cargados de leyendas e historias interesantes que descubrir.
Deseamos que nuestras rutas sean realizables por cualquier persona que esté interesada en conocer la Región de Murcia, sin necesidad de poseer una gran preparación física ni tener que disponer de costosos equipamientos; nos gustaría compartir con ustedes esas excursiones que nos han parecido que cualquier amante de la naturaleza debería disfrutar y, sobre todo, queremos hacerles llegar la naturaleza, nuestra cultura, historia y la magia de los lugares que tenemos tan cerca y que nos están esperando.
Aunque para cada ruta se darán las recomendaciones específicas, vamos a avanzar algunas indicaciones que servirán para todas. La primera sugerencia antes de salir al campo es dejar la naturaleza tal y como la hemos encontrado o, en todo caso, en mejores condiciones aún. Hay que procurar desplazarse por las pistas, caminos o senderos ya existentes, para evitar dañar la vegetación.
Antes de realizar cualquier excursión conviene asegurarse de que contamos con el equipo adecuado. No es necesario pertrecharse como para hacer una escalada en el Himalaya, aunque sí disponer de unos pocos elementos que pueden facilitar y hacer más cómoda nuestra salida.
La duración de la ruta, el tipo de terreno (montaña o zona llana) y la estación van a determinar el material adecuado. Si nos disponemos a caminar necesitaremos un calzado cómodo. Con unas botas o zapatillas que sujeten el tobillo tendremos suficiente. En cuanto a la ropa, dependerá de la estación, pero siempre teniendo en cuenta la comodidad.
Nunca está de más llevar en la mochila un chubasquero que nos puede sacar de un apuro en caso de lluvia inesperada. Imprescindible llevar agua, aunque nuestra ruta transcurra por zonas habitadas. Por último, teniendo en cuenta la climatología de nuestra región, si nos decidimos a salir en verano, necesitaremos un gorro o sombrero que nos proteja del sol.
Si nos decantamos por la bicicleta como medio de transporte, dos elementos son imprescindibles: el casco y el culote. El resto de complementos típicamente ciclistas como maillot, gafas, zapatos, guantes,... aunque recomendables, no son estrictamente necesarios.
El casco, por razones obvias, no podemos dejarlo en casa, y el culote nos proporcionará una comodidad que agradeceremos sobre todo al final de la excursión.
Deberemos llevar con nosotros abundante agua y sería conveniente una cámara de repuesto y alguna pequeña herramienta básica para reparar posibles averías. En el caso de la bici es especialmente importante no salirse de los senderos para evitar degradar el entorno natural.
Las rutas que vamos a describir en esta sección discurrirán en su mayoría por Vías Verdes (V.V.) o por Pequeño Recorrido (P.R.). Las Vías Verdes son infraestructuras ferroviarias abandonadas o que nunca prestaron servicio y que están siendo reconvertidas en itinerarios cicloturistas y senderistas.
En este programa, coordinado por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, han colaborado organismos públicos y privados, tanto de ámbito estatal como autonómico y local.
Además de los senderos recuperados, este proyecto también tiene en cuenta los edificios, restaurándolos e instalando en ellos diferentes servicios. En España hay cincuenta de estas vías (veintitrés recuperadas), y en la Comunidad de Murcia disponemos de tres de ellas:

1ª.- V.V. del Campo de Cartagena.
2ª.- V.V. de Mazarrón.
3ª.- V.V. del Noroeste

Los P.R. son senderos de pequeño recorrido, de menos de 50 kilómetros. Una red de itinerarios formados por la conexión de caminos, veredas, cañadas, pistas, etc., que tratan, siempre que es posible, de evitar el tránsito por carreteras con tráfico de vehículos. No es necesario poseer condiciones físicas especiales para realizar este tipo de senderos. Con frecuencia es posible efectuar recorridos que, partiendo de una población, retornan a ella tras realizar un itinerario que combina varios senderos. Se señalizan mediante unas bandas de pintura blanca y amarilla.
Los Senderos de Gran Recorrido (G.R.) se desarrollan a lo largo de grandes trayectos de cientos, e incluso miles de kilómetros, uniendo puntos distantes y recorriendo parajes, comarcas, regiones o países muy lejanos entre sí. Se señalizan con marcas de pintura blanca y roja.
Nos hemos propuesto acompañarles en cada momento e intentar hacer de sus días de ocio los más interesantes y divertidos, pero lo más importante de este recorrido es que lo vamos a hacer por esta tierra tan desconocida y hermosa, como es la Región de Murcia.