Número 2 | Primer trimestre 2004

ZEPIM: Área del Mar Menor y zona oriental mediterránea de Murcia

La singularidad del Mar Menor junto con el excelente estado de conservación y gran representatividad de hábitats de especial interés de conservación de la franja costera mediterránea asociada,ha despertado el interés de la comunidad científica internacional y de los organismos institucionales, que han visto la necesidad de incluirlo en diferentes figuras para su protección y conservación a escala regional, europea e internacional.En este artículo vamos a destacar su inclusión en la lista de Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM), así como en los Programas de Gestión de Áreas Costeras (CAMP),impulsados a través del Convenio de Barcelona y por el Plan de Acción del Mediterráneo (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente).

El Convenio para la protección del medio marino y de la región costera del Mediterráneo (Convenio de Barcelona), fue adoptado en Barcelona en 1975 y en él se enmarca el "Protocolo sobre Zonas Especialmente Protegidas y la Diversidad Biológica del Mediterráneo". Es en este Protocolo donde se crea una nueva figura de protección internacional, las ZEPIM o "Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo".
Este Protocolo fue firmado en Barcelona en junio de 1995 y posteriormente ratificado por España en diciembre de 1998. Además, durante una reunión extraordinaria, en 1996 se aprobaron tres anexos al citado Protocolo en los que se establecen los criterios comunes para la selección de las zonas marinas y costeras protegidas que puedan incluirse en la Lista de ZEPIM, así como un listado de especies en peligro y otro de las que se regula su explotación.
Sus objetivos principales son establecer áreas protegidas en zonas de especial valor natural o cultural para ser gestionadas de manera sostenible; proteger, preservar y ordenar las especies de flora y fauna amenazadas o en peligro y realizar inventarios de los componentes de la diversidad biológica para su conservación y utilización sostenible.
En octubre del año 2001 y en aplicación de dicho Protocolo, se envió a la Dirección General de Conservación de la Naturaleza (Ministerio de Medio Ambiente) una propuesta para la inclusión, en la Lista de ZEPIM, del lugar denominado "Área del Mar Menor y zona oriental mediterránea de la costa de la Región de Murcia". Esta propuesta fue aprobada durante el "XII Congreso de las Partes Contratantes del Convenio de Barcelona" que tuvo lugar en Mónaco del 14 al 17 de noviembre de 2001.

¿En que consiste una ZEPIM?

Una ZEPIM está constituida por lugares protegidos que puedan desempeñar una función importante en la conservación de la diversidad biológica del Mediterráneo. En una ZEPIM se pretende fomentar el desarrollo sostenible en áreas de alto valor ecológico, contribuyendo así al desarrollo e implantación de modelos de gestión que favorezcan la conservación de los recursos naturales.
Además, una ZEPIM tiene como objetivos salvaguardar:
• Tipos representativos de ecosistemas costeros, para garantizar su viabilidad a largo plazo y mantener su diversidad biológica.
• Hábitats que estén en peligro de desaparición o que tienen un área de distribución natural reducida.
• Hábitats fundamentales para la supervivencia, reproducción y recuperación de especies de flora o fauna en peligro, amenazadas o endémicas del mediterráneo.
• Lugares de particular importancia debido a su interés científico, estético, cultural o educativo.

El Mar Menor y la zona oriental mediterránea de la costa de la Región de Murcia, un tesoro ecológico incluido en la Lista de ZEPIM

Está ZEPIM está situada en el sudeste de la Región, limitando en su extremo septentrional con la provincia de Alicante. Hacia el este y el sur incluye el Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar, continúa abarcando una porción de la franja litoral sumergida del Mediterráneo, así como las Islas Grosa, Farallón y Hormigas. El límite occidental sigue la línea de la costa interior de la laguna del Mar Menor, incluyendo toda la laguna y sus islas, e incorporando también las zonas húmedas del Carmolí, Lo Poyo, La Hita, Marchamalo, y Amoladeras. El límite meridional abarca la franja litoral sumergida comprendida entre Cabo de Palos y Cabo Negrete. Todos estos lugares han sido propuestos como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) para formar parte de la futura Red Natura 2000.
El área tiene una superficie aproximada de 27.503 hectáreas, con 59 kilómetros de costa, e incluye una gran variedad de hábitats marinos y terrestres. El Mar Menor es la mayor laguna costera del Mediterráneo occidental, caracterizada por ser semicerrada e hipersalina, conectada únicamente con el Mediterráneo por un sistema de golas o canales naturales existentes en la barra arenosa de La Manga. Los altos niveles de salinidad han actuado como barrera ecológica determinando el paisaje sumergido lagunar. En la actualidad, este paisaje está dominado por un denso césped del alga clorofícea Caulerpa prolifera, la cual se comporta como una especie invasora desplazando a la fanerógama Cymodocea nodosa. En algunas zonas poco profundas de bajo hidrodinamismo aparecen céspedes compuestos por las fanerógamas marinas Zostera noltii y Ruppia cirrosa. Durante los últimos años ha ocurrido una importante expansión de un molusco, la nácar (Pinna nobilis). Entre las especies de ictiofauna destacan la aguja (Sygnathus abaster), el caballito de mar (Hippocampus hippocampus) o la anguila (Anguilla anguilla).
Ya en el ámbito de la franja costera mediterránea, el carácter de frontera biogeográfica confiere al litoral murciano una gran importancia ecológica, determinada por la dinámica de intercambio entre las masas de agua superficiales procedentes del Atlántico a través del Estrecho de Gibraltar y las que proceden del Mediterráneo noroccidental. Además la franja del litoral presenta unas características geomorfológicas e hidrodinámicas particulares. Estas características se traducen en un sistema con unos valores de biodiversidad superiores a los de regiones limítrofes. Entre los hábitats marinos destacan las praderas de Posidonia oceanica más extensas de la Región, pero además encontramos importantes céspedes de las fanerógamas Cymodocea nodosa y Zostera noltii y un gran número de comunidades asociadas a sustrato rocoso, consideradas como hábitats de interés para su conservación. Así, en el mediolitoral aparecen las asociaciones con Nemalion helmintoides y Rissoella verrucosa, indicadores de alta calidad, o estructuras microarrecifales de Dendropoma petraeum (descritos únicamente en el tramo litoral comprendido entre Alicante y Cabo de Gata). En el infralitoral son importantes todas las asociaciones vegetales estructuradas por las algas feofíceas del género Cystoseira, y de interés internacional, los espectaculares bosques de gorgonias dominados por Eunicella singularis y Paramuricea clavata.
Entre la vegetación terrestre destacan, por sus características singulares, las formaciones vegetales de dunas, arenales y saladar. Se presenta en esta zona el único sabinar de dunas (Juniperus turbinata) que sobrevive en la Región, siendo también poco abundante en el resto de la Península. Esta comunidad es prioritaria para la Red Natura 2000 y supone un interesante resto de la antigua vegetación arbustiva que cubría amplias zonas de dunas costeras en la Región. Merece mencionarse también, por su buen estado de conservación, la vegetación fruticosa de ambientes salinos y una buena variedad de comunidades propias de dunas costeras. Se presentan, además, juncales, pastizales halófilos y el tarayal. Son especies de interés: los elementos mediterráneos Sarcocornia alpini, Juniperus turbinata, Pancratium maritimum, Aetheorhiza bulbosa, Triplachne nitens, Pseudorlaya pumila y los endemismos murciano-almerienses Helianthemum marminorense, Frankenia corymbosa. Las islas del Mar Menor suelen presentar matorral, destacando la Isla Mayor con un palmitar muy bien conservado. Las Islas del Ciervo y Redonda tienen buenas representaciones de cornicales, tomillares y formaciones de Whitania frutescens y Lycium intricatum muy interesantes. Existen en conjunto numerosos endemismos (Limonium delicatulum, Limonium arenosum, Teucrium freynii, Teucrium carthaginense, Sideritis pusilla subsp. carthaginensis) e iberoafricanismos (Caralluma europaea, Periploca angustifolia, Maytenus senegalensis, Tamarix boveana, Brassica tournefortii, Ammochloa palaestina) así como diversos elementos terminales (Asplenium billotii, Polypodium cambricum, Otanthus maritimus, Asparagus maritimus).
Entre las especies incluidas en el anexo II del Protocolo están presentes en la ZEPIM la mayor población de fartet (Lebias ibera) de la Región de Murcia y los caballitos de mar Hippocampus hippocampus e Hippocampus ramulosus. Es una zona de importancia para las aves acuáticas, sobre todo para la cigüeñuela común (Himantopus himantopus), garceta común (Egretta garzetta), terrera marismeña (Calandrella rufescens), avoceta común (Recurvirostra avosetta), charrancito común (Sterna albifrons) y pagaza piconegra (Gelochelidon nilótica). Entre las especies marinas del citado anexo se pueden mencionar, entre otras, las algas pardas Cystoseira amentacea y Cystoseira zosteroides; y animales como las esponjas Axinella polypoides y Spongia agaricina o los cnidarios Astroides calycularis y Gerardia savaglia. Dentro de los equinodermos cabe destacar las estrellas de mar Asterina pancerii y Ophidiaster ophidianus y el erizo de púas largas Centrostephanus longispinus. Entre los moluscos aparece la caracola Charonia lampas, o el formador de arrecifes Dendropoma petraeum, destacando también las nácar Pinna nobilis y Pinna rudis.
Las Islas Hormigas destacan por albergar una importante colonia nidificante de paíño común (Hidrobates pelagicus melitensis). También son interesantes las poblaciones de pardela cenicienta (Calonectris diomedea) y la gaviota de audouin (Larus audouinii), siendo la Isla Grosa una de las colonias más importantes del mundo para esta especie.
Entre los reptiles marinos es de interés la tortuga boba (Caretta caretta) y entre los mamíferos el delfín mular (Tursiops truncatus).

El Primer Proyecto CAMP en la Europa Mediterránea

Los Programas de Gestión de Áreas Costeras (CAMP) son un componente del Plan de Acción del Mediterráneo (MAP) del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP), que vienen desarrollándose desde 1989 en diferentes paises mediterráneos.
El objetivo principal de estos programas es la implementación de proyectos prácticos de gestión de zonas costeras mediterráneas en respuesta a los problemas ambientales y basados en los principios de desarrollo sostenible, utilizando como herramienta básica la Gestión Integrada de Zonas Costeras (GIZC).
Actualmente existen 14 proyectos CAMP, ya desarrollados o bien en fase de implementación o preparación, en su mayoría aplicados en áreas del Mediterráneo oriental.
Durante 2003, desde la Dirección General del Medio Natural, en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente, la Unidad de Coordinación del Plan de Acción del Mediterráneo y el Centro de Actividades Regionales para Acciones Prioritarias, se ha evaluado la oportunidad de llevar a cabo en el ámbito de la ZEPIM y su zona de influencia (cuenca de drenaje del Mar Menor), el que sería el primer proyecto CAMP ("Coastal Área Management Programme") llevado a cabo en España y en la Europa Comunitaria.
Hay muchas razones que recomendaban acometer este CAMP, entre todas ellas destacamos que en el entorno confluyen importantes valores ambientales y culturales, reconocidos a través de diversas figuras de protección. Además es un área de gran dinamismo socioeconómico con diversidad de actividades como el turismo, la agricultura, las explotaciones salineras, la pesca, la acuicultura y la minería, que genera repercusiones ambientales muy importantes.
El Mar Menor y su entorno requieren de iniciativas y modelos de gestión que tengan en cuenta el complejo entramado de relaciones que confluyen en el área. La reciente inclusión del Mar Menor y Zona Oriental Mediterránea de la Costa de la Región de Murcia en la lista de las ZEPIM, ha servido como detonante para proponer la realización de este Proyecto.
En julio de 2002 la Consejería de Agricultura, Agua y Medio Ambiente presentó a la Comisión de las Partes Contratantes del Convenio de Barcelona, a través de la Dirección General de Calidad Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, el proyecto denominado "Gestión Integrada de la Laguna del Mar Menor y su Área de Influencia". Esta comisión aprobó, en la reunión celebrada en Mónaco en octubre de 2002, el inicio de los trámites para llevar a cabo los trabajos previos al proyecto CAMP-Mar Menor.

Propuesta de acciones para el CAMP Mar Menor

Como respuesta al prediagnóstico de los principales problemas y oportunidades detectadas, y los principios y objetivos establecidos para el Proyecto, inicialmente se propusieron trece acciones para el CAMP Mar Menor incluidas en la primera propuesta del Proyecto.
A partir de esta propuesta se inicia un proceso de participación institucional y social que ha dado como resultado el establecimiento de 3 Marcos de Acción basados en llevar a cabo acciones de participación, información y comunicación; acciones de formación y, por último, la elaboración de un Plan Integral para del Desarrollo Sostenible del Mar Menor y su área de influencia.

Viabilidad del CAMP

Como parte de los trabajos previos necesarios para la puesta en marcha del proyecto CAMP, en enero de 2003 se acordó entre la Consejería de Agricultura, Agua y Medio Ambiente y el Centro de Actividades Regionales para el Programa de Acciones Prioritarias (PAP-RAC) perteneciente al Plan de Acción del Mediterráneo (PAM), la realización de un Estudio de Viabilidad del Proyecto CAMP.
Este Estudio tiene como objetivos:
• Analizar las estrategias, políticas y contexto institucional que tiene lugar en el área del Mar Menor.
• Definir el área del Proyecto CAMP.
• Recopilar y presentar la información relevante disponible sobre el contexto institucional, político y estratégico; en el ámbito local, Regional, Nacional y Europeo.
• Definir las posibles actividades de interés del Proyecto CAMP.
• Evaluar el contexto internacional en el que el Proyecto CAMP puede ser implementado.
• Evaluar las posibilidades de implementación del Proyecto.
En este contexto, se pusieron en marcha dos iniciativas que han complementado la redacción del estudio de viabilidad:
1. Un proyecto para llevar a cabo acciones de información y participación en el proceso de elaboración del CAMP.
2. Un proyecto de recopilación y análisis de los trabajos, proyectos de actuación y planes existentes sobre el Mar Menor y su área de influencia.
El estudio de viabilidad se desarrolló en siete capítulos. El primero, denominado "Contexto Institucional y Político General", establece una revisión previa de los antecedentes sobre la gestión integrada de áreas costeras (GIZC) en los ámbitos internacional, nacional y regional; así como un análisis de la estructura institucional. Por último, presenta una relación de las distintas normas existentes en los ámbitos de aplicación del CAMP, que amparan los diferentes niveles de actuación.
El segundo capítulo, "Propuesta del Mar Menor y su zona de influencia como área CAMP", establece el proceso metodológico seguido para la realización del estudio de viabilidad y caracteriza el área, a nivel geográfico, medioambiental y socioeconómico, centrando el análisis en los principales problemas ambientales o sectoriales con incidencia en medio ambiente. También se establece el marco global y la naturaleza del proyecto en base a los principios de la GIZC, adoptados por el PAC-RAC (Centro de Actividades Regionales para el Programa de Acciones Prioritarias) y las singularidades del área del proyecto.
En el tercer capítulo, "Actividades para el CAMP Mar Menor y su zona de Influencia", se establece la propuesta de acciones a realizar dentro del proyecto, desde las propuestas iniciales hasta la estructura final del mismo.
El cuarto capítulo, "Tabla de integración de indicadores para el área CAMP", aplica el modelo de indicadores DPSIR (Fuerzas Motrices-Presión-Estado-Impacto-Respuesta) sobre el área del CAMP, para establecer el papel que pueden desempeñar las propuestas del CAMP para la resolución de los principales problemas existentes en el área.
El quinto capítulo, "Justificación del CAMP "Mar Menor y su zona de influencia", establece la adecuación de la propuesta del CAMP en base a los principios y directrices establecidos por el PAC-RAC para esta clase de proyectos, la contribución del Plan de Acción del Mediterráneo a la elaboración y aplicación del mismo, la valoración de la capacidad institucional de los expertos locales y nacionales para el desarrollo del proyecto, las necesidades en materia de concienciación, educación y formación, así como las necesidades financieras y sus fuentes potenciales para la elaboración del CAMP, además de establecer el calendario, la estructura organizativa y el equipo preciso para su elaboración y desarrollo.
En los capítulos sexto y séptimo respectivamente, se indican las principales fuentes bibliográficas y documentales utilizadas para la realización de este estudio de viabilidad así como las fuentes cartográficas y la cartografía básica necesaria para la comprensión del área del Proyecto.
Por último se añaden al documento datos relacionados con los elementos destacables de la biodiversidad del área; el organigrama de las administraciones públicas relevantes para el desarrollo del Proyecto, así como los comentarios aclaratorios de sus principales funciones; el inventario de planes, programas y proyectos realizados relacionados con el ámbito CAMP. Se aporta también el borrador de Decreto a través del cual se pretende crear el Consejo Asesor del Mar Menor y su Área de Influencia como principal instrumento de participación para el desarrollo del CAMP.
Tras el análisis y aprobación de este Estudio de Viabilidad que tuvo lugar durante la reunión de las Partes Contratantes del Convenio de Barcelona celebrado el pasado mes de noviembre de 2003 en Catania (Italia), comienza en 2004 una nueva etapa en la que se han de continuar las actividades necesarias para la elaboración del Proyecto CAMP y su implementación. No obstante, este proyecto no será posible sin la participación de todos los agentes sociales y económicos y la coordinación de las Administraciones implicadas en las políticas sectoriales que inciden en la zona.

Fuentes: varios autores.2003. Programa de Gestión Integrada del litoral del Mar Menor y su zona de influencia. CAMP Mar Menor, Región de Murcia. España. Estudio de viabilidad. Inédito. Servicio de Protección y Conservación de la Naturaleza. Dirección General del Medio Natural.

La gaviota patiamarilla es una especie abundante en el Mar Menor
El zampullín cuellinegro es un ave especialmente ligada a los hábitats costeros
Límite del ZEPIM Mar Menor y Zona Oriental Mediterránea
Las explotaciones salineras del Mar Menor son una actividad tradicional integradas dentro de este Espacio Natural
La periploca (Periploca angustifolia) es una planta típica del área del Mar menor