Número 5 | Segundo trimestre 2005

A pie. El Carche

La Sierra del Carche se encuentra en el cuadrante nororiental de la Región de Murcia y reparte su superficie entre los términos municipales de Jumilla y Yecla. Ha sido declarada recientemente Parque Natural Regional y los límites actuales y normas de gestión vienen definidos por su Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN). Además, es uno de los espacios regionales propuestos como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), para formar parte de la Red Natura 2000.

Este conjunto montañoso cuenta con 5.942 hectáreas de superficie e incluye las sierras de El Carche (La Madama, 1.371 m.), Las Pansas y el diapiro salino del Cabezo de la Sal. Entre los lugares de mayor interés y más llamativos para el visitante destacan el Cabezo de la Rosa, la Madama del Carche, el Barranco de la Gorafía, la Umbría del Revolcador, la Peña del Castelar, el Barranco de San Cristóbal, la Pedriza, la Solana de la Alberquilla, el Barranco del Saltaor, la Curiosa y la Fuente de la Sanguijuela. La Sierra del Carche es un espacio singular por las diferentes especies de fauna y flora que contiene y por sus distintos estratos geológicos. El Parque dispone de un albergue municipal, que se cede gratuitamente a los grupos excursionistas que lo visitan durante todo el año para disfrutar de la naturaleza.
El hombre ha habitado en esta sierra desde antaño. Este hecho lo demuestran los yacimientos arqueológicos, pertenecientes a la Edad del Bronce, y los asentamientos ibéricos que han sido encontrados. Destacamos la Cueva del Castellar, Los Castillicos del Salero y La Romanía.También encontramos algunas villas y un acueducto (La Romanía) de época romana al norte y oeste del Parque. En el Cabezo de la Rosa aparecen abundantes fragmentos de cerámicas medievales correspondientes a vasijas y tinajas de gran tamaño. Un elemento destacable de la Sierra, en la umbría de La Madama, es un Pozo de la Nieve del siglo XVII, destinado a conservar y almacenar hielo.

Vegetación

Los bosques y matorrales son de tipo mediterráneo, el pino carrasco domina la vegetación arbórea de casi toda la sierra. La umbría y zonas de mayor altitud son de mayor riqueza forestal, destacando la presencia de carrascales que forman manchas aisladas en los parajes de la Gorafía y Cerro Quemado. Existe un pinar de pino laricio en la umbría de La Madama, acompañado de vegetación almohadillada como el cojín de monja, espliego y gayuba. Entre los restos de bosques de pinos y encinas aparecen especies propias de sotobosque. Las más representativas y abundantes son el enebro, coscoja, lentisco, madroño y durillo. Las laderas de solana quedan cubiertas por pinares abiertos y matorrales bajos, con especies como el esparto, romero, tomillos, lavandas y lastón.
Las comunidades con mayor interés botánico son los tomillares sobre yesos en el Cerro de la Rosa, los cuales poseen un gran interés científico y de conservación.

Fauna

Las rapaces destacan como grupo mejor representado, con poblaciones de águila real, búho real, halcón peregrino, cernícalo vulgar, águila calzada, águila culebrera, azor, gavilán, ratonero común y carabo.
La chova piquirroja es otra especie de gran interés; se puede observar fácilmente formando nutridos bandos.
Los matorrales y cultivos abandonados son el hábitat de especies como el alcaudón real, la perdiz roja y las currucas.
Entre los pequeños mamíferos encontramos el ratón moruno, la musaraña y el lirón careto, y entre los carnívoros el zorro, el tejón, el gato montés y el jabalí.

El Medio Físico

La Sierra del Carche es el accidente orográfico más elevado de la Comarca del Altiplano y cuenta con un gran interés geomorfológico. Es muy característica la presencia de un diapiro salino, el Cabezo de la Rosa, la salina de interior más productiva de la comunidad murciana. Se trata de una elevación suave de tonos rojizos originada por el afloramiento de sales y yesos en lasfracturas del terreno de los últimos movimientos tectónicos. En la zona central se localiza la máxima altitud de la Sierra, con el pico del Carche (1.372 mts.), extendiéndose hacia el noreste para concluir en la Sierra de las Pansas. Los materiales dominantes son calizas, dolomías y margas.

RUTA 1
Comenzaremos la ruta en las instalaciones de una industria salinera (Jumsal S.L.), a una altura de 600 metros. Desde aquí iniciamos la marcha con una fuerte pendiente y tras un corto tramo de rocas, un tanto difícil de subir, llegamos a una cómoda y ancha pista forestal, a 700 metros de altitud.
A partir de aquí tomamos la denominada "senda de los leñadores", bien marcada y señalizada con frecuentes mojones de piedra. Aunque prácticamente durante toda la ascensión la densa pinada nos impide ver el paisaje, pasamos junto al Barranco del Infierno y transitamos por zonas donde abundan los fósiles marinos.
Llaman la atención algunos pinos numerados. Con ellos se marcan los puestos de cazadores para la caza del jabalí. Durante la ascensión, se puede parar a descansar en dos collados donde se abre algo la pinada y nos deja ver el paisaje, básicamente una llanura extensa y despoblada.También se puede apreciar el núcleo urbano de Jumilla al pie de una montaña donde se eleva el castillo y los barrancos llenos de pinos del Carche, con las cumbres de esta sierra, donde ya se puede apreciar una construcción de madera con el tejado en V invertida con gran inclinación. Se trata del refugio del Alto de la Madama. Llegamos de nuevo a la pista forestal y giramos a la izquierda por ella, continuando la ascensión, hasta llegar a un paraje donde se encuentra el aljibe denominado "Aljibe del Pozo de la Nieve" . Sin embargo, los "Pozos de la Nieve" están algo más abajo en plena umbría siendo construcciones de piedra similares a los que vemos en Sierra Espuña. Estamos a poco más de 1.100 metros de altitud, apenas unos 200 por debajo del pico más alto pero a varios kilómetros de distancia de él. Se puede hacer otra parada en este lugar y a continuación comenzar el descenso por la misma pista. Pasamos junto a otro aljibe de recogida de aguas que parece estar restaurado hace poco y dejamos la pista hasta llegar a las salinas. Se han recorrido en total unos 11 kilómetros aproximadamente.

RUTA 2
El ascenso hasta la cima de La Madama desde el albergue de la Peña es una alternativa llena de encantos naturales, que recorre el Barranco de la Gorafía, pasando por el Collado de Gaspar, el paraje de la Hoya de las Grajas, el Collado del Pozo de la Nieve, hasta el pico y continúa por la Omblaquilla hasta la cima.

RUTA 3
Partimos de Jumilla, donde hay que seguir la carretera comarcal a Pinoso. Los primeros 9 km transcurren por camino asfaltado hasta el desvío a la derecha que indica "El Carche". La pista de tierra conduce por un terreno llano hacia las salinas de La Rosa, bordeando un externo afloramiento diapírico de sales y yesos. Estos materiales salieron a la superficie a través de profundas fracturas. En la cumbre hay 3 pequeños cerros volcánicos. Justo al encontrarse con un camino asfaltado en mal estado hay que desviarse a la izquierda, por pista de tierra. Aquí comienza verdaderamente la ascensión a la sierra siguiendo una pista forestal, en algunos tramos bastante ancha y de buen firme, que supone un costoso y pronunciado ascenso por pinares. En la cumbre de La Madama, a 1.371 m, hay un refugio y es frecuente encontrarse con aficionados al parapente y ala delta. Aquí se encuentran algunos ejemplares de pino blanco o salgareño, muy raros en la Región. Desde lo alto se domina todo el Altiplano: los extensos campos cerealistas y de viñedos, por donde transcurre la ruta de gran recorrido GR7, y las balsas de las salinas de La Rosa.


Sierra del Carche
Refugio de La Madama
Peña del Castelar
Salinas de la Rosa