Número 31 | Segundo trimestre 2012

Visitando. De ruta por Jumilla

El entorno de Jumilla es uno de los más bonitos de la Región. Numerosas cuevas naturales, manantiales, yacimientos arqueológicos, zonas de recreo, grandes viñedos y laderas densamente pobladas de pinares y aromáticas caracterizan este territorio típicamente estepario, ideal para hacer senderismo y descubrir las maravillas que esconde.

PR-MU 43 Ruta de Santa Ana
Partimos del convento de Santa Ana, al cual llegamos desde Jumilla. Subimos las escaleras en un tramo común al GR 251, que viene de Yecla y va hacia Caravaca.
Tras pasar por la fuente de la Jara, subimos por las escaleras y seguimos el asfalto hacia la derecha, en dirección al collado Perdido. Finaliza el asfalto y seguimos la señalización solapada del GR y PR. Tras pasar el cruce de la fuente de La Buitrera, seguimos el camino recto por el GR y PR. Dejamos el camino y el GR para subir a la izquierda por la senda bajo las paredes de la Buitrera.
Tras pasar un árbol caído en el sendero, seguimos subiendo hacia el collado de la Buitrera y bajamos hasta unos cultivos, en los que podremos ver un aljibe. Seguimos el camino a la izquierda, junto a unos almendros.
Tras dejar el camino, subimos a la derecha por la senda hacia el collado de Santa Ana. En el collado comienza la bajada hacia el convento. Salimos nuevamente a la carretera sobre la fuente de la Jara y bajamos al convento.
La sierra de Santa Ana acoge una extensa masa forestal de pino carrasco (Pinus halepensis) y una buena representación del matorral típico mediterráneo del sureste español. Podemos visitar diversos árboles singulares, como los notables pinos situados al amparo de los manantiales de la fuente de la Jara y del manantial de la Buitrera, los espigados cipreses del convento y el vetusto madroño de San Pascual, situado en el huerto del convento y que, al parecer, fue plantado a finales del siglo XVI.
Otro valor ambiental de gran interés es la fauna silvestre de carácter rupícola y forestal de la sierra. Entre las numerosas especies que podemos contemplar destacan el águila real, halcón peregrino, águila culebrera y, en la época de migraciones, el buitre leonado.
Hasta mediados del siglo XX existió una pareja de quebrantahuesos, uno de cuyos ejemplares se conserva naturalizado en el museo del convento.

Tramo del GR-7 a su paso por Jumilla
Desde el paraje de La Caballusa, en el límite provincial con Alicante, nos adentramos en la provincia de Murcia, saltando, en primer término, el estrechamiento del Alto del Canalico, desde donde vemos, abajo en el llano, la población de Torre del Rico (torre y caserío), con la sierra de la Pila al fondo, hacia donde nos dirigimos.
Bajamos la cuesta de Pinoso entre campos de labor y llegamos a Torre del Rico. Pasamos las primeras casas y llegamos a la carretera principal que cruza la población. Giramos hacia la derecha (noroeste) hasta salir del pueblo y coger, hacia la izquierda, la carretera del cementerio, que vemos enfrente. Continuamos recto hasta llegar al final del asfalto, en un cruce. Seguimos por el camino de la derecha, recto entre las viñas, pasando por un característico bloque de piedra, que nos lleva en dirección a un tendido eléctrico. Algo más adelante pasamos por el cruce de la Casa de la Molineta (que vemos a la derecha).
En el cruce siguiente cogemos el camino de la derecha para bajar al barranco de Bolás, un pliegue bajo los campos que nos saca al llano de la cañada Sucia. El camino principal, recto entre viñas, nos lleva a una carretera asfaltada. Hacia la derecha, continuamos por la carretera unos 700 metros y, antes de llegar a la casilla del Piojo (ruinas), giramos hacia la izquierda, cogiendo el camino de la Casa del Hambre, ya en pleno paraje de La Raja. Después de la casa, el camino principal pasa un par de cruces y hace un extraño giro hacia la derecha (norte) (vemos la sierra del Carche), para bordear una rambla (afluente de La Raja) y pasar entre una aislada pinada y un viñedo.
Bordeando la finca, llegamos a un cruce triple y giramos hacia el suroeste por el camino de la izquierda. Cruzamos por un vado la pequeña rambla hasta llegar a un cortijo. Desde aquí nos queda bajar por el camino principal hasta el cauce de la rambla de La Raja.
Continuamos nuestro itinerario sin cruzar la rambla, por el margen derecho (según curso fluvial), por un camino viejo junto al cauce que, algo más adelante, sube al altiplano de viñas de La Raja, y que continúa en línea recta hasta cruzar la carretera de servicio de La Raja.
Seguimos recto, viendo al fondo la sierra de Los Ruices. El camino principal nos lleva hasta la rambla de Jaime y sube al estrechamiento con pinos de la Puerta de Jaime.
Después del estrechamiento, continuamos por el camino principal hacia la izquierda, por el camino de la Solana del Manco. Seguimos hasta la intersección con la vía pecuaria de Murcia a Albacete, en la Casa del Alto. Hacia la derecha, continuamos unos 300 m por la vía pecuaria hasta un cruce y giramos hacia la izquierda para bajar hasta la Venta Román.

Tramo del GR-251: Jumilla-Venta del Olivo
Comenzamos la ruta en las afueras de Jumilla, en el cruce de la ermita de San Agustín. Tomamos la carretera de Santa Ana hacia el convento. Al llegar ante el convento, seguimos por las escaleras hacia la fuente de la Jara. Por otras escaleras salimos a la carretera y giramos a la derecha (tramo común con el PR-MU 43). Estamos en el collado Perdido, donde finaliza el asfalto. Seguimos el camino hacia la fuente de la Buitrera, donde nos separamos del PR.
Pasamos por el cruce del barranco de los Álamos y dejamos el camino de la solana de la Buitrera, para seguir por el de la umbría de los Álamos. El camino discurre bajo la Sierra Larga. Al pasar bajo su cumbre hay un aljibe junto al camino.
Seguimos por pinares a media ladera y pasamos por el cruce del camino de las casas de los Baños al Majariego. Entre viñedos seguimos de frente al Almorchón de Cieza. Finaliza el paraje de Majariego. Cruzamos el camino de la fuente del Peral (vía pecuaria) y seguimos recto de frente al Picacho. Cruzamos una carretera asfaltada de servicio y seguimos recto entre pinos. Fin del camino en una casa en ruinas. Bajamos por una senda y cruzamos la rambla del Judío para remontar hacia la casa de las Polillas, donde reaparece el camino.
Salimos a la carretera C-3314 de Jumilla a la Venta del Olivo y la seguimos a la derecha paralelos a ésta, hacia la Venta del Olivo.

Fuente: www.murciaturistica.es

El Altiplano de Jumilla
El paisaje está salpicado por numerosas zonas de cultivo
Es frecuente encontrar aves rupícolas en los roquedos
La vegetación más característica de esta zona es el matorral
PR-MU 43 Ruta de Santa Ana
Tramo del GR 7 a su paso por Jumilla
Tramo del GR-251: Jumilla-Venta del Olivo