Número 12 | Primer trimestre 2007

Visitando. El techo de la Región

Con sus 2.015 metros de altitud, el macizo de Revolcadores constituye la montaña más alta de nuestra Región. Enclavado en las montañas béticas del noroeste, este macizo presenta unos singulares valores paisajísticos, geomorfológicos y bioclimáticos.

El macizo de Revolcadores, conocido también como Sierra Seca, es el más alto de la Región de Murcia. Se encuentra en el noroeste regional límitando con la provincia de Albacete, en el extremo oeste del municipio de Moratalla, justo antes de la Cuerda de la Gitana, cuya divisoria (con cima en la Peña de Moratalla, de 1.974 m) marca el límite con el municipio de Nerpio y Albacete. Al sur se encuentra la pedanía de Cañada de la Cruz, a 1.290 metros sobre el nivel del mar; al este, la de Inazares y al norte, el valle de la Rogativa, que conecta este macizo con la sierra de Villafuerte, probablemente el lugar con mayor diversidad de ambientes de la Región de Murcia.
Tradicionalmente se ha considerado que el pico de Revolcadores era el más alto, con 2.027 metros de altitud, pero en las mediciones de los últimos mapas del SNIG (Servicio Nacional de Información Geográfica de España) Revolcadores figura con 1.999 m, siendo la cumbre de Los Obispos la más alta del macizo con 2.015 m de altitud. Algo más oriental, en el mismo macizo, se halla el pico de Los Odres, de 1.876 m.
Este macizo posee un relieve kárstico muy peculiar con numerosas simas y cavidades fruto de la erosión de la roca caliza. Es un destino habitual del excursionismo de montaña de la Región, especialmente en los días de nieve, a pesar de que las tormentas pueden ser intensas y repentinas. La otra gran dificultad del macizo son las nieblas cerradas.


Un paisaje típico mediterráneo


Revolcadores es una montaña con escasa vegetación cuyas crestas, desoladas y permanentemente batidas por el viento, son amplias y panorámicas. Este macizo calizo de alta montaña, de fuertes pendientes y suelos poco profundos, presenta una flora con especies típicas del piso oromediterráneo, muy poco frecuente en la Región.
Caben destacar los pinares de Pinus nigra subsp. clusiana, una asociación de alta montaña que constituye el límite de su área de distribución. Éstos asociados, a su vez, a los sabinares albares supramediterráneos de Juniperus thurifera tienen un carácter casi exclusivo de la Región de Murcia. Por otro lado, se encuentran los sabinares de Juniperus phoenicea sobre rocas y litosuelos, representados en dos tipos de asociaciones: con y sin pino blanco, los carrascales de Quercus rotundifolia y los pastizales de Poa bulbosa. Otros pastizales a destacar en Revolcadores son meso-supramediterráneos sobre arenas dolomíticas con Silene psammitis y Arenaria tenuis.
Dentro de la especies típicas de la zona también son importantes: los prados anuales de Crepis granatensis, endemismo subbético y especie en peligro de extinción que está incluida en el Anexo II de la Directiva 92/43, e Iberis granatensis; los lastonares de Brachypodium retusum; las formaciones de Sedum sediforme o uña de gato sobre litosuelos. Asimismo destacan algunas especies endémicas: Euphorbia nevadensis o Santolina elegans, y alguna especie relicta como el arce, Acer granatense.
Por el contrario, entre las especies de fauna destacan a nivel regional las poblaciones de cabra montés (Capra pyrenaica), águila real (Aquila chrysaetos), aguililla calzada (Hieraaetus pennatus), gato montés (Felis silvestris) y tejón (Meles meles), así como las rapaces rupícolas como el búho real (Bubo bubo) y halcón peregrino (Falco peregrinus), incluidas en el Anexo I de la Directiva 79/409.
El macizo de Revolcadores, junto con La Sagra y con otras alienaciones montañosas y sierras menores, constituyen la prolongación hacia el Este de las sierras de Cazorla y Segura. Geológicamente pertenecen al dominio de la cordillera Bética y más concretamente a las sierras llamadas subbéticas, siendo los materiales que predominan las rocas calizas y dolomias.
El macizo de Revolcadores y La Sagra se encuentran muy próximos entre sí, apenas les separan 30 Km, sin embargo la cumbre de la Sagra se encuentra en extremo Noreste de la provincia de Granada y los Revolcadores ya pertenecen a la Región de Murcia.
El paisaje presenta un acusado contraste al ser una zona de transición entre las altas cumbres de la Cordillera Bética y las cuencas interiores en las que se asientan las vegas del Segura, participando de extensas masas forestales con ambientes propios del sector ‘húmedo' de la Sierra del Segura, pero también de rasgos semiáridos del Sureste.
El paisaje con el terreno nevado cambia totalmente, haciendo todavía sus ascensiones más interesantes si cabe: el macizo de Revolcadores se llena de espectaculares ‘árboles duendes' cargados de nieve. Es seguramente la única zona de Murcia donde, pese a no existir infraestructuras adecuadas, se puede practicar el esquí. Las visitas de clubes de montañeros son frecuentes y, en ocasiones, se reflejan en placas colocadas en lo más alto, cerca del vértice geodésico que marca la altura máxima.


Protección e iniciativas de recuperación


Fruto de su riqueza natural y cultural, la sierra de Revolcadores ha sido incluida en la lista de Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) en cumplimiento de la Directiva 92/43/CEE, relativa a la Conservación de los Hábitats Naturales y de la Fauna y Flora Silvestres, y en cumplimiento del artículo 21 de la Ley 4/1989, de 27 de marzo, de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres. En este LIC están presentes 11 tipos de hábitats de interés comunitario de los cuales tres son hábitats prioritarios.
Una pequeña parte de los terrenos LIC son de titularidad pública y el resto son de titularidad privada. Con respecto a los usos del suelo, el LIC Revolcadores es mayoritariamente forestal y en menor medida agrícola. Las actividades más relevantes están relacionadas con el sector forestal y agropecuario y también con el uso público. Los aprovechamientos forestales están dirigidos fundamentalmente a la apicultura y a la actividad cinegética, siendo la extracción de madera prácticamente nula en la zona.
Con el objetivo de conservar los hábitats y especies de gran valor ecológico presentes en la Comarca del Noroeste, está en marcha el proyecto ‘Gestión Integral de Hábitats: Comarca del Noroeste', financiado en un 75% con fondos europeos del programa ‘LIFE-Naturaleza'. Este proyecto tiene una duración de cuatro años, de 2004 a 2007.
El Proyecto LIFE se desarrollará en las 10 zonas propuestas como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) dentro de la Comarca del Noroeste, entre ellas Revolcadores. Sin embargo, este proyecto se enmarca en una planificación más general: el Plan de Desarrollo Sostenible y Ordenación de los Recursos Naturales de la Comarca del Noroeste, cuyo objetivo es la conservación de los recursos y la mejora y puesta en valor del patrimonio natural y cultural en el ámbito rural.
El alcance de este Plan se extiende a las superficies rurales -espacios agrarios, forestales y núcleos de menor población-, no incluyendo los núcleos mayores dado que su problemática es de muy diferente índole y las distintas actuaciones previstas son competencia de la Dirección General del Medio Natural, aunque algunas de ellas precisarán la colaboración entre distintos departamentos de la Administración regional.
El objetivo general es garantizar la conservación y recuperación de áreas con importantes valores naturales, que presentan hábitats y especies de interés comunitario, fomentando un desarrollo compatible con la conservación de los hábitats y especies, dentro de un marco socioeconómico viable.


A pie de monte


Hay poblaciones situadas bajo la imponente mirada de este macizo que poseen una arraigada cultura tradicional y atesoran un territorio agrícola y ganadero incomparable.
Cañada de la Cruz es una pedanía murciana integrada administrativamente en el municipio de Moratalla. Situada al pie de Revolcadores, mira hacia el campo de Caravaca. Su nombre deriva de las antiguas cañadas de transporte ganadero, en este caso, la que unía Andalucía con Caravaca.
El Sabinar debe su nombre a la especie arbórea de la sabina. Esta pedanía se ubica a una altitud de unos 1.200 metros sobre el nivel del mar, siendo una de las poblaciones de mayor altura de la Región de Murcia.
Benízar se encuentra en el sector más noroccidental de la Región de Murcia, limitando en su parte norte con la Comunidad de Castilla la Mancha. Dista 32 Km de la localidad de Moratalla y 110 de Murcia capital. Calares, farallones, riscos, cerros, escarpaduras y manantiales de agua clara conforman el accidentado paisaje benizareño, aprovechado en diferentes períodos de su historia como resguardo frente al enemigo.
Los Abrigos de Benízar son un conjunto de cavidades que ofrecen un rico legado de pinturas rupestres pertenecientes a los estilos esquemático y levantino. La naturaleza es generosa en este rincón de la Comarca del Noroeste, que atesora lugares atractivos como el Rincón de las Cuevas y el Calar de Benízar, entre cuyos farallones vuelan chovas, búhos, halcones, urracas y otras aves. Además, la cabra montés aún puede ser observada por estos parajes encaramándose por paredes imposibles.


En ruta por Revolcadores


En Inazares, junto al bar El Nogal, cogemos el camino que sube hacia el lavadero y dejamos éste para ir a la izquierda, junto a una huerta, hasta pasar ante una balsa de riego. Cuando un camino gira a la izquierda, cruzando un arroyo junto a los depósitos de agua (Km 0,584 / Alt. 1407 m), subimos a la derecha y seguimos una senda junto a un muro de piedra. Este muro es en realidad un viejo camino que sube, paralelo al arroyo, hacia un gran nogal solitario.
Al salir a un camino (Km 0,914 / 1.461 m) lo cogemos a la izquierda, pero el sendero de pequeño recorrido (PR) lo deja para subir de frente hacia una amplia ladera, donde se cruza el camino que, desde Inazares, conduce por la derecha hacia el valle de la Rogativa (Km 1,41 / 1.524 m). Nuestro sendero sigue de frente, hacia la ladera izquierda del Pinar Llano, con la cumbre de Los Odres al fondo. Al enlazar un camino bajo el Pinar Llano (Km 1,52 / 1.535 m) hay que seguir éste a la derecha, hacia las ruinas de un cortijo, donde la senda nuevamente gira a la izquierda y se encamina otra vez de frente a Los Odres.
La senda pasa junto a un pino solitario (Km 2,14 / 1.614 m), camino del collado del Pino Gordo, hasta que llega a una bifurcación de la senda (Km 2,46 / 1.664 m) donde si se sigue recto existe la posibilidad de realizar la ascensión a Los Odres (1.876 m) por el collado del Pino Gordo. Pero, en esta ocasión, nosotros vamos a subir a la derecha, siguiendo el PR, alcanzando el collado, tras el Pinar Llano (Km 2,84 / 1.776 m), que nos asoma ante el barranco del Morro de las Covachas.
El sendero baja un poco y atraviesa a la izquierda media ladera, remontando suavemente entre un bosque, hacia el amplio collado del Majal de la Sima (Km 3,74 / 1.843 m), donde sube diagonalmente a la derecha por terreno rocoso hasta la loma cimera.
Un poco a la izquierda del Majal de la Sima, nos asomamos ya ante la cumbre de Los Obispos (Km 4,28 / 1.923 m). Aún tenemos que bajar un poco y atravesar dos collados, pero finalmente remontamos el último tramo rocoso, hasta el vértice geodésico de Los Obispos (Km 5,48 / 2.015 m). Nos encontramos en el techo de la Región de Murcia. La cresta que se encuentra al Norte del vértice es el punto de salida de la ruta anterior, que desde Puerto Alto sube por la Loma de los Timones hasta aquí. Podéis plantearos bajar por la misma ruta de subida, aunque hay otra alternativa:
Situados en la cumbre de Los Obispos, comenzamos a bajar por una senda en dirección Este hasta un bloque de piedra pintado que indica a la izquierda ‘Inazares pista'. Esta ruta de descenso, y también de subida, está señalizada como PR con pintura blanca y amarilla y se dirige a la izquierda hacia una loma alargada que une con el camino de la cara Norte.
Una vez en el camino (Km 1,39 / 1.732 m) seguimos éste a la derecha sin dejarlo, primero a media ladera, luego bajando hacia el cerro de los Cantarrales. Pero recorridos otros 2,65 Km (Km 4,04 / 1.601 m), cuando el camino gira y baja bruscamente a la izquierda, lo dejamos para seguir el PR por una senda a la derecha, que cruza el bosque y el barranco del Morro de las Covachas, saliendo a la izquierda a una loma (Km 4,48 / 1.564 m). Por un terreno pedregoso con cojines de monja se llega a la fuente del Pino (Km 4,99 / 1.540 m) donde podemos coger agua y, junto a un corralillo entre los pinos, comienza un camino que conduce al camino principal que desde Inazares baja a la Rogativa (Km 5,34 / 1.511 m). Remontamos a la derecha unos metros hasta otro cruce que indica a Inazares a la izquierda, accediendo al pueblo sin dificultad alguna (Km 7, 41 / 1.350 m). Estos kilómetros de bajada, sumados a los 5,48 de subida, hacen un total de 12,89 Km recorridos.
Cabra montés en Revolcadores
En la zona existen espectaculares paredes verticales
Una bonita estampa: el macizo cubierto de nieve