Número 30 | Primer trimestre 2012

Acciones de mejora de hábitats en las salinas del entorno del Mar Menor

RESUMEN
El Ministerio de Medio Ambiente financia un proyecto en Murcia para la mejora del hábitat en salinas del entorno del Mar Menor. Concretamente, la actuación comenzó en 2010 y finaliza en 2012, desarrollándose en las Salinas de Marchamalo (Cabo de Palos) y en las Salinas del Rasall (Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila). El Área de Conservación del Litoral de la Oficina Regional de Espacios Protegidos de la Región de Murcia ha coordinado la redacción y ejecución de las actuaciones incluidas en este proyecto. El objetivo perseguido es dotar ambas salinas de independencia y capacidad suficiente para abastecerse de agua marina, posibilitando así el mantenimiento del característico gradiente salino y la conservación y mejora del hábitat al recuperar los circuitos hidráulicos: canales, compuertas, lechos, balsas e infraestructuras para almacenamiento, bombeo, cosecha, etc.

Desde el año 2010, y hasta este año 2012, se está llevando a cabo un proyecto en Murcia para la mejora del hábitat en salinas del entorno del Mar Menor. Concretamente, la actuación se desarrolla en las salinas de Marchamalo (Cabo de Palos) y en las salinas del Rasall (Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila).
El objetivo perseguido es dotar ambas salinas de independencia y capacidad suficiente para abastecerse de agua marina, posibilitando así el mantenimiento del característico gradiente salino y la conservación y mejora del hábitat, al recuperar los circuitos hidráulicos: canales, compuertas, lechos, balsas e infraestructuras para almacenamiento, bombeo, cosecha, etc.

En la Región de Murcia, la laguna litoral del Mar Menor y su entorno representan un peculiar espacio geográfico por su elevada calidad ecológica y paisajística, siendo a su vez un escenario arquetípico donde se dan, e históricamente se han dado, numerosos y diversos usos antrópicos.
Dentro de la singularidad naturalística del conjunto del Mar Menor, las salinas actualmente en explotación o recientemente abandonadas destacan como enclaves ecológicos de indudable relevancia. Las instalaciones salineras proporcionan un hábitat diversificado para numerosas especies de fauna y flora. A este valor como hábitat de especies, muchas de ellas ligadas al ambiente palustre hipersalino, se debe añadir el interés ecológico de estos enclaves, que proporcionan una situación ideal para el desarrollo y estudio de numerosos procesos ecológicos y que ofrecen un alto nivel de méritos para la conservación.
La actividad salinera se ha mantenido hasta nuestros días de manera tradicional tanto en las salinas de Marchamalo como en las del Rasall, si bien en los últimos años de explotación la recogida o cosecha de la sal se realizaba con maquinaria industrial; de esta manera se obtenía una sal de calidad y, hasta cierto punto, a precio competitivo. Los valores sociales y culturales asociados suponen un aliciente para la recuperación y conservación de estas salinas tradicionales, posiblemente los últimos reductos de esta actividad con posibilidad de ser realizada sin métodos industriales en explotaciones de pequeñas dimensiones del litoral regional, no mucho más representadas en otras comunidades autónomas vecinas. Hubo un tiempo en el cual la sal era un bien altamente cotizado, aportando generalmente un beneficio tanto a los propietarios de las explotaciones como a los habitantes de la comarca. Sin embargo, la evolución del mercado del producto desembocó en una pérdida de competitividad de las pequeñas explotaciones frente a las grandes.
La reducción de la rentabilidad de estas salinas litorales de pequeño tamaño (<300ha) ha supuesto la degradación de las infraestructuras productivas. El mantenimiento de la actividad, y por tanto de las infraestructuras básicas funcionales, resulta absolutamente fundamental en humedales antrópicos como las salinas, garantizando así el mantenimiento y conservación de los valores naturales y socioculturales vinculados.
Conviene señalar que ambas salinas objeto de mejora del hábitat están amparadas por múltiples figuras de protección a todas las escalas administrativas.
Ambas están incluidas en la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) del Mar Menor por sus valores orníticos, así como en el Humedal Ramsar del Mar Menor. Las salinas de Marchamalo forman parte del Paisaje Protegido de la Región de Murcia ‘Espacios Abiertos e Islas del Mar Menor', así como del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) del mismo nombre.

Principales valores
Aparecen en estos humedales múltiples hábitats europeos (1410, 1420, 1430, 82D0, 1510*, 1610, 1620 y 1730) algunos de ellos raros y prioritarios para su conservación. Entre las especies de flora catalogadas destacan el cornical (Periploca angustifolia) y el taray (Tamarix boveana), así como el fartet (Aphanius iberus), un pequeño pez con la máxima categoría de protección en España y Europa: en peligro de extinción.
Entre las abundantes aves acuáticas y marinas cabe destacar la presencia de más de 10 especies incluidas en el Anexo I de la Directiva Aves, que establece la máxima protección para las mismas, si bien también aparecen elementos destacables en otros grupos faunísticos como los invertebrados acuáticos (especialmente algunos iberoafricanismos y especies propias del sureste ibérico).
Hay que tener presente que las salinas tradicionales presentan valores socioculturales y etnográficos ligados a un aprovechamiento tradicional primario, dignos de conservación y mantenimiento. Por otro lado, y aunque no menos importante, este tipo de ecosistemas presentan un elevado potencial para la investigación y suponen un importante recurso para la interpretación y educación ambiental.

Acciones realizadas y previstas
Las actuaciones realizadas (hasta marzo del 2012), así como previstas para la última fase de la restauración de las instalaciones y el funcionamiento del sistema salinero, son:

• SALINAS DE MARCHAMALO
Gran parte de las infraestructuras para el manejo de las masas de agua (canales, compuertas, etc.) han sido acondicionados, principalmente en los sectores de entrada y recirculación, a través de las siguientes acciones:

  1.  Limpieza de residuos.
  2.  Dragado de canales.
  3.  Restauración y reconstrucción de muros laterales de canales.
  4.  Instalación de tuberías de PVC.
  5.  Reposición de pasos elevados sobre canales y mejora de enlaces entre balsas y canales.
  6.  Reposición de compuertas.

Por otro lado, se ha restaurado la vieja caseta de bombeo y está prevista, para los próximos meses, la adquisición de algunos equipos: bomba de recirculación, tuberías de captación e impulsión y bomba de llenado).

• SALINAS DEL RASALL

  1. Impermeabilización de balsas: en la primera gran balsa almacenadora del circuito salinero se ha llevado a cabo el dragado de materiales depositados históricamente por los bombeos de agua marina, consiguiéndose así un gran aumento de su capacidad de almacenaje e independencia como sistema. La impermeabilización se ha realizado con arcillas naturales.

Abastecimiento de agua marina
En el punto de la costa por el que habitualmente se abastecen de agua de mar las instalaciones, La Timba, se ha construido una pequeña escollera para frenar la entrada de arenas y otros restos marinos, así como la adecuación de la arqueta de captación y las canalizaciones necesarias (tuberías y accesorios) para el transporte hasta las salinas. Está incluida en este capítulo del proyecto la instalación de aerobombas (molinos de viento para la elevación de agua) con objeto de garantizar la disponibilidad permanente de agua en el humedal.

Adecuación de canales
Para mejorar el circuito hidráulico se han dragado canales y restaurado muros o motas de mampostería con piedra seca y fangos. También se han cambiado algunas compuertas, incluyendo un nuevo diseño en algunas de ellas con doble marco y un sistema de compuerta centimétrico que permite la evacuación de lluvias y recirculación de salmueras.

Mejora del lecho en balsa cristalizadora
Una de las balsas cristalizadoras tiene el lecho dañado por la entrada de maquinaria pesada a principios de la década de 1990. El freático, que se encuentra muy próximo a la superficie en este sector, ha entrado en contacto con el nivel superior, reduciendo sensiblemente la salinidad de la masa de agua aquí y alterando el característico gradiente salino. Está previsto realizar una ‘regularización de suelo' mediante aplanamiento y compactación, además de reponer los pasos elevados sobre canales perimetrales para la entrada de maquinaria cosechadora y de mantenimiento.
Además, entre las acciones de mejora de estos humedales se incluyen: la extracción o cosecha de sal anual, la formación de profesionales para el manejo de salinas litorales y la aplicación de una gestión especializada para la búsqueda de oportunidades en la puesta en marcha, en un futuro próximo, de la explotación tradicional.
Los voluntarios del Proyecto de Acción Rasall del Programa de Voluntariado de la Región de Murcia, en el que par ticipa la Asociación Calblanque, promueven diversas actuaciones para la conser vación del Parque Regional de Calblanque, desarrollando múltiples acciones en estas salinas durante los últimos años. Destacan las cosechas simbólicas de varios miles de kilogramos de sal común, realizadas principalmente para dar a conocer a la población que la mejor forma de conservar los valores por los que está protegido este espacio es, precisamente, mantener la actividad productiva salinera, pero también actuaciones de lucha biológica contra los mosquitos a través de la instalación de refugios para murciélagos, la mejora del hábitat para la avifauna acuática -que se ha visto claramente beneficiada por la creación de motas-isla- y posaderos para la reproducción y descanso de larolimícolas como el charrán común (Sterna hirundo).


Fuente:
José Manuel Vidal
BIOCYMA Área de Conservación Litoral de la Oficina Regional de Espacios Protegidos

Agradecimientos:
Ingeniería del Entorno Natural
Programa de Voluntariado Ambiental en la Región de Murcia, proyecto de acción "Rasall"
Asociación Calblanque

Artículos relacionados:
- Fauna acuática sumergida en los ambientes salinos de la Región de Murcia (Murcia Enclave Ambiental nº 16, pág. 44-47).

Voluntarios de la Asociación Calblanque
Recuperación de una antigua tolva para el envasado, patrimonio paleoindustrial en las salinas del Rasall
Canal distribuidor terminado en el Rasall
Recrecimiento de motas con fangos y piedra seca
Voluntarios con sal extraida de las salinas