Número 30 | Primer trimestre 2012

Apuntes históricos. Museo Alfonso X El Sabio

El Museo Alfonso X el Sabio, ubicado en el Instituto de Educación Secundaria Alfonso X El Sabio, en Murcia, alberga uno de los tesoros naturales más importantes de la Región: una colección de fauna, flora, fósiles, minerales y otras manifestaciones de la naturaleza que comenzó a crear uno de los más insignes personajes científicos murcianos, Don Ángel Guirao Navarro, a mediados del siglo XIX.

El día 2 de octubre de 1817 nacía en Murcia Ángel Guirao Navarro, persona que estuvo ligada a la docencia de las Ciencias Naturales en la Murcia del siglo XIX.
Después de realizar estudios de ciencias en el Seminario Conciliar de San Fulgencio (Murcia), se licenció en Medicina en la Universidad de Valencia (1841). Sin embargo, no ejerció como médico, sino como docente de Historia Natural. Al terminar la licenciatura estuvo unos años como profesor interino de Historia Natural en el Instituto Provincial de Segunda Enseñanza de Murcia, lo que hoy es el Instituto de Educación Secundaria Alfonso X el Sabio, siendo nombrado en 1847 catedrático titular. Tres años antes se doctoró en Medicina en la Universidad de Madrid. Después, en 1861 y en esta misma Universidad, se licenció en Ciencias.
En este centro docente murciano, del que fue director, creó y mantuvo a sus expensas un Jardín Botánico. Su posición económica desahogada le permitió adelantar de su peculio una importante cantidad con la que adquirir en París numerosos objetos que iban a formar parte de un museo en su cátedra de Historia Natural. Del material biológico que consiguió, realizó algunas donaciones a la Universidad de Valencia (1852) y regaló dos aves de excepcional valor al madrileño Museo de Historia Natural (1858).
En 1862, en su recién creado Museo de Historia Natural, había 570 minerales, 250 fósiles, más de 1.000 ejemplares zoológicos disecados de todos los continentes, 150 láminas, 200 grabados, 60 modelos cristalográficos, etc. Después, a lo largo de su vida, fue aumentando el inventario consiguiendo donaciones de colecciones privadas y algunas dotaciones especiales, como una plaza de Conservador para el mismo. El actual Museo de Ciencias Naturales del I.E.S. Alfonso X el Sabio de Murcia es heredero directo del que creó el profesor Guirao.

El nacimiento de un Museo
El acceso de Ángel Guirao Navarro a la dirección del centro, a partir de 1857, permite una inteligente enajenación y venta de los bienes del Instituto con arreglo a las leyes desamortizadoras de 1855 y su transformación en dinero, que posteriormente se invierte en Deuda del Estado (Láminas Intransferibles de la Deuda Especial al 3%, Billetes Hipotecarios, Deuda Consolidada al 3%, Bonos del Tesoro, etc.). Los intereses, después de cubrir todos los gastos, proporcionaban unos sobrantes de unos 130.000 reales anuales. Es en esta época cuando se adquieren un gran número de aparatos, tanto para Física y Química como para los demás gabinetes: Agricultura, Historia Natural, Topografía, etc., incluida la adquisición de libros para la biblioteca.
Con la llegada del Gobierno Provisional y la Primera República (1868-1874) el Estado suspende pagos y no hay forma de cobrar los intereses de la Deuda. Pero la efectiva gestión de Ángel Guirao Navarro, a la sazón diputado, consigue en 1878 el abono de los créditos y su transformación en Renta Perpetua Interior. Se logra de nuevo estabilizar las cuentas del establecimiento y se abre así un nuevo periodo de desarrollo, que se concreta en la adquisición selectiva de instrumentos, ejemplares diversos de animales, peces, aves y minerales, así como modelos anatómicos y morfológicos, libros para la biblioteca, etc.
En 1905, con D. Ángel Guirao Navarro ya fallecido, se crea el Patronato para el Mejoramiento de la Cultura en Murcia, que se encarga de la gestión del centro educativo y de todos sus recursos museísticos.
Con los fondos del Patronato se dotan becas para alumnos, se realiza una profunda reforma del establecimiento, se mejora el Jardín Botánico, se construye el Museo Provincial Artístico y Arqueológico (hoy de Bellas Artes) y se contribuye activamente a la creación de la Universidad de Murcia (1915).
Aparte de las actividades académicas propias del centro, el instituto fue el principal foco de divulgación científica y cultural de la Murcia decimonónica, tanto por los personajes ilustres que ahí han ejercido la docencia como por el valioso Museo de Historia Natural y el Jardín Botánico que alberga.

El área de Ciencias Naturales
Múltiples ejemplares de peces, reptiles, mamíferos, aves, minerales, rocas, fósiles, conchas, moluscos, semillas, huevos de aves y otras curiosidades y materiales de carácter didáctico configuran las muy ricas colecciones que integran esta sección, iniciada en el año 1850.
No cabe duda de que las colecciones del antiguo Gabinete de Historia Natural se formaron gracias a la intervención del eminente profesor, doctor en medicina, ilustre botánico y zoólogo, senador por la provincia de Murcia, Presidente de la Real Sociedad Española de Historia Natural y director del Instituto Provincial de Segunda Enseñanza de Murcia, D. Ángel Guirao Navarro (1817-1890), así como a las apor taciones de la colección particular del destacado profesor, geólogo, arqueólogo y coleccionista de primerísima fila y reconocido prestigio, D. Francisco Cánovas Cobeño (1820-1904).

Fuente:
- Los biólogos españoles, Francisco Teixidó Gómez
- http://www.iesalfonsox.com


Ángel Guirao Navarro (1817-1890). Sus aportaciones científicas en los campos de la fauna y la botánica hicieron que su apellido quedara inmortalizado en el género botánico Guiraroa y en la especie zoológica Helix guiraoana.
El Museo Alfonso X el Sabio, como tal museo, no adquiere corporeidad hasta el año 2009. Sin embargo, como conjunto de colecciones y con la denominación en plural de ‘museos’ (lo que hoy denominamos como secciones o áreas) se tiene constancia desde los comienzos del Instituto Provincial de Segunda Enseñanza, allá por el siglo XIX.
Ejemplar del Museo de Ciencias Naturales