Número 3 | Cuarto trimestre 2004

A pie. Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar

Los amantes del senderismo tienen una nueva cita con la naturaleza. En este número les proponemos un gratificante paseo por la costa, en uno de los parajes más bellos e interesantes, desde el punto de vista ecológico, de la costa de nuestra Región. Este lugar son las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar, una franja mediterránea de unos 6 kilómetros, que junto con las Encañizadas, constituyen el Parque Regional de San Pedro del Pinatar. Se trata de una zona de alto valor natural, que en 1994 fue incluida en la Lista de Humedales de Importancia Internacional de Ramsar, junto a la laguna del Mar Menor y, que en 1998, fue designada como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), por lo que ha quedado incorporada a la "Red Natura 2000" de la Unión Europea.
Los excursionistas no pueden olvidar que se trata de un Parque Regional y, por lo tanto, cuando lo visiten, deben tener en cuenta que no se puede transitar fuera de las sendas señalizadas, ni pisotear las dunas ni la vegetación. En el interior del Parque también está prohibido acampar, encender hogueras, molestar a la fauna y recoger cualquier clase de planta, flor o semilla. Tampoco molestaremos a los animales ni a las plantas. Debemos considerar que por el Parque transitan muchos visitantes, y que esa importante reserva natural debe ser protegida por todos.

Accesos

Al Parque se puede acceder desde Murcia capital por la Autovía Murcia-Cartagena, en la que tras superar el Puerto de la Cadena, se toma la salida Mar Menor-Aeropuerto. Una vez que hemos llegado a San Pedro del Pinatar, para acceder al Parque, utilizamos una carretera asfaltada en dirección a las Salinas y el Puerto (3 kms).

Rutas

Las rutas que se pueden realizar dentro de este Parque Regional, que es un maravilloso paraje, se dividen en dos tipos:

RUTAS DE CORTO RECORRIDO:

1 RUTA CHARCA DE INTERPRETACIÓN Y PINAR DEL COTERILLO

Tiene una longitud de 3.750 m y atraviesa zonas de saladar, pinar, matorral, dunas y playa. Comenzamos nuestra excursión en el Centro de Recursos Marinos y Humedales del Litoral, y tomamos un camino que discurre entre la carretera del puerto y una estrecha franja de tierra, que nos separa de la Charca del Coterillo. Enseguida nos encontramos con un observatorio, desde el que podremos apreciar los movimientos de las aves que hay en la charca: flamencos rosados, gaviotas, charranes, garcetas, cormoranes, tarros blancos y anátidas, considerada por los antiguos egipcios como un animal sagrado. Siguiendo el camino, rodeamos el pinar del Coterillo, continuando hacia las balsas calentadoras y llegaremos a la Curva de la Culebra. Desde este punto podemos distinguir la Torre de Observación. Continuamos rectos el camino que nos llevará a un nuevo observatorio de aves. A continuación, retocedemos unos 100 metros y giramos a la izquierda para recuperar la senda. A unos 300 metros, encontraremos otra bifurcación. Recomendamos tomar el camino de la derecha, ya que el de la izquierda es de escaso interés. Cuando seguimos avanzando, alcanzamos la Playa de la Torre Derribada, después de que el camino se haya cortado y hayamos tomado un desvío hacia la izquierda. En nuestro camino de regreso por la playa, observamos una pequeña corriente de agua, que proviene de la Charca de Interpretación. Seguiremos por la playa hasta que regresar nuevamente a nuestro punto de partida, el Centro.

2 CHARCAS SALINERAS

Se trata de una ruta de ida y vuelta, que comienza en la rotonda de entrada al Parque Regional. Una vez allí, cogeremos un camino situado a la izquierda de la carretera y que nos llevará hasta la Curva de la Culebra, a través de una pasarela de madera, situada en un margen de la carretera, donde podremos detenernos y observar las Motas de las charcas salineras, en las que habitan algunas de las aves del Parque (avoceta, tarro blanco, cigüeñuela). Una vez estemos en la Curva de la Culebra, nos dirigiremos hacia la torre de observación, y a unos 300 metros, giraremos a la derecha. Continuamos el camino, en el que podemos observar algunas de las plantas halófitas características del Parque (salicornia, siempreviva). Al llegar a la bifurcación tomamos el camino de la izquierda, que nos llevará hasta la Playa de la Torre Derribada. Una vez en la playa, continuamos hacia la izquierda hasta llegar al final de nuestro recorrido, la Playa del Mojón. La vuelta es por el mismo camino, pero en sentido inverso.

3 CARRIZALES Y SECTOR DEL CANAL PERIMETRAL

Tiene 2.600 metros, ida y vuelta. Comienza en la entrada del Parque Regional, y a través de un camino de tierra, se dirige hacia el norte durante 1.300 metros, hasta las urbanizaciones de El Mojón. Transcurre paralelo al canal perimetral, que traslada las aguas de drenaje de la cuenca de San Pedro hasta el Mar Mediterráneo. A lo largo de todo el recorrido, es posible observar las diferentes especies emblemáticas de aves y de vegetación que se pueden encontrar en el Parque: tarais, salicornias, garcetas comúnes, cigüeñuelas, tarros blancos, etc.

4 RUTA LOS MOLINOS, ENCAÑIZADAS Y PUNTA DE ALGAS

Ruta de 2.800 metros de ida y vuelta. La iniciaremos en el Molino Calcetera, caminando en dirección a Las Encañizadas. Continuaremos por una pista estrecha. Nuestra primera parada será frente a unos islotes planos, diseminados por una zona de aguas poco profundas; este paraje es conocido con el nombre de Las Encañizadas. Dos de estos islotes poseen edificaciones que eran, utilizadas por los pescadores. Hoy en día, todavía está en funcionamiento una de ellas, la denominada "La Torre" . Más adelante, giramos hacia la izquierda y pasaremos por entre aguas someras de Las Encañizadas y las charcas salineras más meridionales del Parque Regional. La avifauna normalmente utiliza esta zona del Parque para la cría. La vegetación que observamos será la típica de los saladares, el almarjo predomina sobre todas las demás plantas. Siguiendo el camino, llegaremos a la Punta de Algas, fin de nuestra excursión. Éste es el lugar en el que confluyen el Mar Mediterráneo y el Mar Menor. Además, podremos observar una estrecha banda rocosa muy erosionada, conocida con el nombre de Escull de Punta de Algas.

5 RUTA DE LARGO RECORRIDO:

La quinta y última ruta que os proponemos, a través de este paraje protegido, comienza en el Centro de Recursos Marinos y Humedales del Litoral y termina en el Molino de Quintín, en Lo Pagán. Tiene 7.500 metros, se tarda unas dos horas y media en realizarla y es de baja dificultad. Desde el Centro, nos dirigimos en dirección sur hacia la Playa de La Barraca, que se encuentra a continuación del puerto. La siguiente playa que encontramos es la de La Llana, que nos lleva a la Punta de Algas, donde se juntan los dos mares en una red de canales entre mares, llamados Golas. Continuamos por el camino de tierra hasta las Salinas de Coterrillo y el Molino de la Calcetera; siguiéndolo, llegamos al Molino de Quintín y Lo Pagán, final de nuestro paseo.
Las épocas más apropiadas para visitar este espacio protegido son primavera y otoño, aunque es a finales de julio cuando se produce la mayor concentración de flamencos.

Centro de Investigación y Conservación de Humedales del Parque Regional de Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar

Para obtener una visión global del Parque Regional de San Pedro del Pinatar, recomendamos conocer el Centro de Interpretación, situado a la entrada del Parque. Allí conseguiremos toda la información para el visitante. De igual modo, se encuentran habilitados otros puntos de información junto al Molino de la Calcetera y la Charca de Coterillo. Desde allí, se realizan las visitas guiadas al interior del Parque.

Entrada al Parque junto al carrizal
Mapa del Parque
Entrada del Centro de Investigación y Conservación de Humedales
Pasarela sobre dunas en la Playa de la Torre Derribada
Mirador de la Charca del Coterillo
Molino de la Calcetera