Número 16 | Primer trimestre 2008

Fauna acuática sumergida en los ambientes salinos de la Región de Murcia

La fauna sumergida de los humedales salinos de la Región de Murcia supone un reto en las tareas de protección y conservación, ya que esta singular biodiversidad debe su supervivencia a estos frágiles ecosistemas.

En la Región de Murcia existen numerosos humedales salinos, entre los que encontramos salinas de interior, salinas costeras y criptohumedales. Éstos conforman distintos y peculiares ambientes en los que especies vegetales y animales especialmente adaptadas han encontrado su hogar. La fauna de estos ecosistemas es muy preciada por el delicado equilibrio en el que viven. Además, la presencia de esta fauna es de vital importancia como indicadoras de biodiversidad y para conceder a estos singulares espacios etiquetas de protección. Una de las especies más representativas, y a la vez más amenazada, es el fartet (Aphanius iberus). Este pequeño pez, de no más de cinco centímetros, es endémico de España, concretamente del litoral mediterráneo. Es una especie eurihalina, que soporta grandes cambios de salinidad. Vive en charcas, lagunas litorales, salinas, desembocaduras de ríos y cauces de agua dulce. Su hábitat natural parece haberse desplazado por competencia directa con la gambusia, especie alóctona originaria del continente americano. Por esta razón es más frecuente encontrar al fartet en zonas hipersalinas, donde está mejor adaptado. Su rango de distribución se extiende desde Gerona hasta Almería, presentándose de forma discontinua en no más de veinte núcleos poblacionales totalmente aislados entre ellos, presentando muchos de estos grupos poblacionales una identidad genética propia. Su distribución en la Región de Murcia está fragmentada, con presencia en pequeñas localidades con alto grado de aislamiento entre ellas, encontrándose en arroyos, como el Chícamo; en ramblas, como la del Albujón y la de Ponce; y en humedales salinos como el de San Pedro del Pinatar y Marchamalo. En el humedal de Ajauque la población de fartet ha sido desplazada por la gambusia, mucho mejor adaptada al ambiente salino de este lugar. La gambusia (Gambusia holbrooki) está presente también en las Salinas de San Pedro y de Marchamalo, además de en Rambla Salada. Tiene un tamaño similar al del fartet y presenta una gran capacidad de adaptación, tolerando ambientes de baja concentración de oxígeno y muy contaminados, lo que la dota de un enorme potencial biológico. Estas cualidades la han colocado como especie dominante en la mayoría de los hábitats de estas características, llevando al borde de la desaparición a especies endémicas, como el fartet. Esta especie es originaria de América del Norte y fue introducida en el resto de los continentes con fines ornamentales y para controlar indirectamente distintas enfermedades, como el paludismo. Se distribuye por todos los hábitats acuáticos del mundo, excepto las zonas hipersalinas y zonas de aguas rápidas y frías. Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) está entre las 100 especies invasoras que constituyen una plaga en el mundo. Otro pez presente en el humedal salino de Ajauque y Rambla Salada es la carpa (Cyprinus carpio L.). Esta especie, de alimentación herbívora, fue introducida alrededor de 1953 en el río Segura y sus afluentes y ha sido usada tradicionalmente por agricultores para mantener los estanques y balsas de riego limpios de vegetación acuática. Es típica de los cursos bajos de los ríos y de embalses y soporta bajas concentraciones de oxígeno y contaminación apreciable. A temperaturas inferiores a 10O C permanece prácticamente inmóvil en el fondo. En el tipo de ecosistemas que estamos tratando existen numerosos escarabajos acuáticos que son endemismos ibéricos. Éstos son el Nebrioporus baeticus, Ochthebius tudmirensis, Ochthebius delgadoi, Ochthebius glaber y Ochthebius montesi, siendo los dos últimos los que presentan el grado de vulnerabilidad más alto.
Ochthebius glaber es típica de ramblas hipersalinas, ambiente singular en el contexto peninsular y europeo y en claro retroceso, fundamentalmente por el proceso de dulcificación de sus aguas. Se ha encontrado en ambientes en los que la salinidad varía entre 55 y 120 g/l. Se ha citado para cuatro provincias: Jaén, Córdoba, Murcia y Albacete. En Murcia, además de en el entorno de Fortuna, Abanilla y Santomera, se ha encontrado en las Salinas de la Ramona y en Rambla Salada de Alcantarilla.
La larva es anfibia y el adulto acuático, se desplaza andando, ya que no es muy buen nadador. Sin embargo, sí que es buen volador. Se alimenta de perifiton y restos vegetales y puede encontrarse durante todo el año.
Ochthebius montesi suele aparecer en medios fluviales de aguas tanto dulces como salinas, aunque también se ha visto en la laguna costera de El Hondo. Se ha citado para cuatro provincias: Murcia, Alicante, Málaga, Almería. Sus características biológicas son similares a la especie glaber, sin embargo parece ser menos específica de un hábitat concreto y sus poblaciones son muy escasas y raras en general. Los ambientes que ocupa, próximos a la costa, suelen tener un alto grado de amenaza. Los estudios más actuales señalan la presencia de especies raras de coleópteros y de reciente descubrimiento en la Región, de gran valor ecológico como indicadores biológicos de condiciones de salinidad y condiciones ambientales estresantes, como Hemisphaera sp., Agabus ramblae, Eretes sticticus y Cybister lateralimarginalis.
Rambla Salada
Fartet
Nebrioporus baeticus