Número 1 | Segundo trimestre 2003

Red Natura 2000

La Red Natura 2000 agrupa un conjunto de espacios naturales designados y delimitados por los Estados europeos (en España son propuestos por las Comunidades Autónomas) que pretende representar los ecosistemas del viejo continente y preservarlos de su degradación. Desde la Región de Murcia se han seleccionado un total de 50 zonas (47 terrestres y 3 marinas) como lugares susceptibles de ser calificados Lugares de Importancia Comunitaria (L.I.C) y que son la aportación de la Comunidad murciana a la red ecológica europea.

Garantizar el mantenimiento y la restauración de los hábitats naturales y de las especies que los conforman y preservar la biodiversidad son los principales objetivos del proyecto europeo Red Natura 2000.
Para la constitución de esta Red, que tiene su origen en la Directiva 92/43/CEE relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres, conocida como Directiva Hábitats, cada Estado miembro de la Unión Europea debe presentar a la Comisión una lista nacional de territorios que, a través de sucesivas etapas, conformarán los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) y que serán las que posteriormente sean declaradas por los Estados como Zonas de Especial Conservación (ZEC).
Cada Estado miembro de la Unión Europea debe presentar a la Comisión una lista nacional de territorios.
Las ZEC son áreas naturales, dentro de la UE, que albergan especies de flora, de fauna (excepto aves) y hábitats de singular valor que, de no velar por su conservación, pueden desaparecer en un futuro. Además son espacios naturales donde se favorece la conservación, teniendo en cuenta las necesidades científicas, económicas, sociales, culturales y regionales, en el marco del desarrollo sostenible.
El listado español se compone de seis regiones biogeográficas: continental, boreal, macaronésica, alpina, atlántica y mediterránea (donde se encuadra nuestra Región).
Por otra parte, en la Red Natura se incluyen de forma automática las Zonas de Especial Protección paras las Aves (ZEPA) de la Directiva de Aves 79/ 409 CEE. Se trata de áreas naturales de gran interés, sobre todo porque albergan poblaciones de aves silvestres. Se protegen los hábitats de especies gravemente amenazadas, prestando especial interés a aquellas aves migratorias y zonas húmedas, que suelen ser de gran riqueza en avifauna.
Dentro de la geografía española y debido a su gran diversidad de ambientes, están representadas cuatro de las seis regiones biogeográficas consideradas por la Directiva europea.
Esta amplia representación de las regiones biogeográficas, la más significativa de todos los Estados miembros de la Unión Europea, provoca que una gran parte de la superficie del territorio español sea potencialmente elegible como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), paso previo a su posterior declaración como ZEC.
La Comunidad murciana forma parte de la región biogeográfica mediterránea, junto con Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla y León, Castilla- La Mancha, Cataluña, Ceuta, Extremadura, Galicia, Madrid, Navarra, País Vasco, La Rioja y Valencia.

Tipos de hábitats en Murcia

La distribución de hábitats en Murcia abarca una superficie de 327.529 hectáreas. En el medio terrestre supone un 29 por ciento de la superficie regional, a lo que habría que sumar 320 Km2 en el medio marino.
En la Región de Murcia, con 49 tipos de hábitats, está representado el 45 por ciento del total de la región biogeográfica mediterránea, lo que supone un alto grado de representación de la Región de Murcia en cuanto al total de tipos de hábitats presentes. Este grado de representación se incrementa notablemente al considerar los tipos de hábitats prioritarios con un 61 por ciento del total.
La Comunidad Autónoma de la Región de Murcia ha propuesto 50 zonas (47 terrestres y 3 marinas) como lugares susceptibles de ser calificados Lugares de Importancia Comunitaria (L.I.C)
Murcia destaca por su aportación a la aplicación de la Directiva en tres tipos de hábitats: los bosques de Tetraclinis articulata, que constituyen el más importante núcleo de distribución de esta formación en el continente; las comunidades de cornical y arto exclusivas del sureste peninsular; y las formaciones crasifolias de Sedum sediforme.
Además de estos hábitats singulares, la Región cuenta con otros tipos de hábitats relevantes a nivel comunitario: coscojares y sabinares de Juniperus sp.; matorrales y tomillares termófilos; y comunidades asociadas a cursos de agua temporales.
Finalmente, son destacables por su grado de rareza a nivel regional, aunque su contribución cuantitativa en la Unión Europea sea escasa, las formaciones de carrascales; los pinares de Pinus nigra; y las comunidades de matorral halófilo y gipsófilo.

Lugares de Importancia Comunitaria en Murcia

La aplicación de la Directiva Hábitat europea y la aplicación realizada por el Gobierno murciano ha supuesto un notable avance en el conocimiento de la biodiversidad regional, su localización y estado de conservación.
La conjunción de los criterios propios de la Directiva, junto con aspectos de carácter científico, técnico y jurídico-administrativo y otros de carácter socioeconómico, han determinado que el Consejo de Gobierno de la Región de Murcia haya seleccionado un total de 50 lugares susceptibles de ser clasificados por la Unión Europea como Lugares de Importancia Comunitaria.
La propuesta de la Comunidad Autónoma de Murcia salpica a toda la geografía regional. Sobre el medio terrestre ha seleccionado un total de 47 LIC, representando sus más de 164.000 hectáreas el 14,50 por ciento de la superficie de nuestra Región. Respecto al medio marino éste es el que alberga las tres zonas restantes, con más de 1.850 kilómetros cuadrados.
Los LIC que conforman la propuesta de Murcia deben ser aprobados por la UE para posteriormente ser designados Zonas Especiales de Conservación (ZEC) y de esta forma pasar a formar parte de la Red Natura 2000.
Por su parte, la red de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) en la Región está compuesta por 22 espacios que ocupan una extensión de más de 200.000 hectáreas, cantidad que supone más del 18 por ciento de la superficie regional. El águila real, el halcón peregrino, la avutarda, la cigüeñuela, la chova piquirroja, el camachuelo trompetero, la pardela cenicienta o la gaviota de Audouin son algunas de las 22 especies de aves por los que algunos lugares se han declarado ZEPA en el ámbito de la Comunidad murciana. Estas zonas de protección para las aves de Murcia forman parte de la Red Natura 2000 desde el momento de su declaración.
La selección e incorporación de estos espacios a la red ecológica europea obliga a cualquier proyecto que repercuta en la zona a que se someta a una evaluación de sus repercusiones.
Los Estados miembros son los que establecen las medidas de conservación pertinentes en cada uno de los espacios que formen parte de la Red europea, mediante la elaboración de planes de gestión u otras medidas administrativas, normativas o contractuales.
Las medidas que adopten los distintos Gobiernos tienen como finalidad la integración de la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible.

Parque Regional de Calblanque
Además de los 50 LIC, existen 22 Zonas de Especial Protección para las Aves
Garbancillo de Tallante (Astragalus nitidiflorus)
Bolnuevo, Mazarrón
Halcón peregrino (Falco peregrinus)