Número 10 | Tercer trimestre 2006

Visitando. El Segura, un río de vida

Auténtico ecosistema fluvial, el río Segura constituye un importante vínculo entre los animales y vegetales que desarrollan su hábitat, especialmente a lo largo de la Vega Alta y parte de la Media. Incluso ha condicionado la situación de muchos municipios regionales que no existirían sin el río o sus afluentes.

El río Segura (en latín Thader, en árabe Oled Al abyad -río blanco-) nace en el paraje de Fuente Segura, a 5 km de Pontón Bajo en el municipio de Santiago-Pontones (Jaén). Sus aguas brotan de una cueva natural inundada, a 1.413 m de altitud. Discurre por las provincias de Jaén, Albacete, Murcia y Alicante y desemboca en el Mediterráneo tras un recorrido de 325 km y una cuenca hidrográfica estimada en 19.525 km2 con capacidad de embalse de 1.129 Hm3, repartidos en quince pantanos o embalses.
Tras su nacimiento se abre paso entre los farallones de caliza tan característicos de la sierra de Segura. Recoge de manera delicada las aguas de los arroyos que bajan de estos altos llanos y que caen estrepitosamente hacia el río por laderas y paredes casi verticales, formando abruptas cerradas donde el río corre encajonado. Cuando llega a la aldea de Huelga Utrera, recibe desde el norte las aguas del río Madera, que también nace en la sierra de Segura, y se encamina hacia el este-noreste. Atravesando una orografía muy cerrada con un paisaje dominado por densos pinares, el Segura llega hasta la aldea de la Toba donde el río se almacena formando el embalse de Anchuricas. Desde aquí toma definitivamente rumbo hacia el este abandonando la provincia de Jaén para adentrarse en tierras de Albacete. En la línea divisoria entre Albacete y Jaén recibe las aguas del río Zumeta, con nacimiento en el municipio jienense de Santiago-Pontones. A partir de aquí recorre 82 km por Albacete y recibe algunos de sus afluentes más importantes: el río Tus, con nacimiento en la sierra de Segura, y el río Taibilla, con nacimiento en Albacete.
Nos encontramos ya en la provincia de Murcia. Aquí, el río obtiene las aguas a la entrada de la Región de su afluente más importante, el río Mundo. Un cauce que nace en la sierra de Alcaraz en Albacete y que a su vez recibe las aguas del trasvase Tajo-Segura. Tomando rumbo este-sureste, atraviesa la Región al tiempo que recoge las aguas de numerosos afluentes y subafluentes entre los que se encuentran ríos como Guadalentín, Alhárabe, Mula, Quipar, Argos; las ramblas del Judío, del Moro, del Carrizalejo, del Ajauque, del Mulo; los arroyos de las Murtas, de las Contiendas, del Chaparral, de los Muletos; barrancos como el de Malvariche, del Manzano, de los Tornajos y de los manantiales de Archivel, de Armajal. La presa Azud de Ojós deriva las aguas del trasvase Tajo-Segura, distribuyendo el caudal en dos ramales: el del este que va hacia Alicante y Campo de Cartagena y el del oeste que va hacia Almería. Una mínima parte del caudal continúa por su cauce natural, del que gran parte se distribuye mediante acequias para el riego de la huerta tradicional de Murcia, atravesando la ciudad de Murcia y tomando después una ligera dirección hacia el noreste adentrándose en la provincia de Alicante para dirigirse a Guardamar del Segura, donde desemboca. Los terrenos bajos, llanos y fértiles cercanos al transcurso del río Segura pueden dividirse en Vega Alta (Cieza, Abarán, Calasparra, Blanca, etc.), Vega Media (Alguazas, Molina de Segura, Ceutí, etc) y Vega Baja, en la provincia de Alicante. El caudal medio va disminuyendo conforme atraviesa las diferentes vegas, siendo de 26 m3/seg en Cieza y de 1 m3/seg en la desembocadura debido al intenso aprovechamiento hídrico. Desde Murcia hasta el mar se agravan los problemas ecológicos que sufre el río Segura, presentando uno de los niveles de contaminación más altos de Europa en la Vega Baja y parte de la Vega Media. Hoy en día es una de las cuencas más reguladas del mundo debido a la pérdida de gran parte de su riqueza medioambiental. Pero esta regulación es también un impulso para la industria, ya que potencia los sectores de las conservas, cítricos y pimentón, modernizando así su agricultura.

Vergel vegetal

El tramo superior de la flora del río Segura se desarrolla casi por completo fuera de la Región de Murcia. En ella destacan los sauces arbustivos en aquellas zonas que están más cercanas al río, acompañados de juncales o pastizales de zonas húmedas como el trébol o el llantén. Sin embargo, la zona alejada también cuenta con vegetación y especies arbóreas como chopos y sauces de mayor tamaño que forman la cubierta vegetal. En las zonas de monte destacan el pinar y carrascal o los cultivos de secano.
El tramo medio se extiende hasta la depresión del Guadalentín aproximadamente, son característicos de la zona los juncales, carrizales y cañales, aunque también podemos encontrar choperas y alamedas. En la parte más alejada del río también hay pequeños conjuntos de olmos y tarays.
El tramo inferior goza de gran cantidad de sales y de una extrema aridez que estructura la vegetación de una forma muy diferente a los dos tramos anteriores. Aquí, el agua es constante y la vegetación se distribuye en dos bandas en función de la humedad. La primera, aquella que está más cerca del río, se compone de carrizos, cañas, juncos y aneas. La segunda está formada por álamos, tarays y algunas enredaderas como la madreselva o la hiedra silvestre.

Riqueza faunística

Algunas de las especies que podemos encontrar en la ribera del río Segura están en peligro de extinción como es el caso de la nutria o el martín pescador, un ave migratoria que llega en invierno a la Región procedente de África. Los ambientes húmedos son especialmente propicios para otras especies como el ánade real, un pato de superficie, la polla de agua, con aspecto de una gallina y que es común en pantanos y humedales con vegetación en las orillas, la garceta común y la garza real, la mayor ave zancuda de la Península. Sin olvidarnos del pechiazul, ruiseñor común, pájaro moscón, mosquitero, mirlo acuático, galápago leproso, rana común, sapo corredor, zapateros, nadador de espaldas, caballito del diablo, libélula, etc.
En la zona de las ramblas destaca el abejaruco, junto a otras como las collalbas, colirrojo tizón, lavandera blanca, abubilla, alcaraván, conejo, liebre, erizo común, zorro, culebra bastarda, lagarto ocelado, etc.
El tramo inferior cuenta con comunidades de vertebrados, anfibios y reptiles típicos de las condiciones del terreno y clima, como la rana común, el sapo de espuelas, el galápago leproso o la culebra de agua, además de algunas aves esteparias. Otros animales que podemos encontrar son la tortuga mora, el lagarto ocelado y lagartijas como la colilarga o la colirroja. En cuanto a las aves, abundantes y de distintos tipos según la zona, se pueden citar las siguientes: garza real, cigüeñuela, garceta común, garcilla bueyera, algunos chorlitejos como el chico y el patinegro; aguilucho cenizo, alcaraván o terrera marismeña; cernícalo común, mochuelo, collalbas, colirrojo tizón, pajarita de las nieves, abubilla, abejaruco y carraca. Los mamíferos más frecuentes que podemos encontrar en este tramo inferior son el zorro, jabalí, liebre, conejo, erizo común y varias especies de murciélagos. Dentro del agua destaca el fartet.

Lugares de interés

De Calasparra a Blanca por la Vega Alta

Cañada Berosa o Cañaverosa (Calasparra)
La Reserva Natural de Cañaverosa es el último bosque de ribera o de galería, llamado así porque las copas de la arboleda se juntan y forman un tupido dosel por el que apenas se ciernen algunos rayos de sol. Se trata de la única reserva natural de la Región de Murcia donde se reproduce la nutria.

Cueva del Pozo o de Los Monigotes (El Esparragal, Calasparra)
En el Abrigo del Pozo, en el paraje de Los Almadenes, a cinco kilómetros de Calasparra y en la orilla del río Segura, encontramos la cueva del Pozo o de Los Monigotes. Una zona arqueológica que contiene pinturas rupestres de estilo esquemático que presentan personas, animales y objetos. Están datadas desde el Eneolítico hasta la Edad del Bronce (2300-1700 a.C.) y se descubrieron en los años 70.

Cañón de Almadenes (entre los municipios de Cieza y Calasparra)
En el curso alto del Segura a su paso por Murcia y Calasparra nos encontramos con el cañón de Almadenes. Tiene una longitud de nueve kilómetros en el río Segura y dos en el río Quípar y su superficie protegida, circunscrita a la ribera fluvial, es de 116 ha. Este espacio ha sido propuesto como Lugar de Importancia Comunitaria y forma parte de una Zona de Especial Protección para las Aves, de manera que queda incluido dentro de la Red Natura 2000, una gran red de espacios naturales a escala europea.
El espacio alberga en su interior la presa de la Mulata que tiene como objeto la derivación de aguas del río para el aprovechamiento hidroeléctrico en la central de Almadenes en Cieza. El cañón es de origen cárstico y el Segura transcurre por allí a una profundidad media de 70 m. En su parte superior se encuentra la cueva de la Serreta, un yacimiento prehistórico de gran importancia que cuenta con restos de pinturas rupestres y materiales del Neolítico, Edad del Bronce y de las culturas íbera, hispano-romana y medieval islámica. En total aparecen en la cavidad cincuenta figuras, repartidas en dos paneles y pertenecientes en su totalidad al arte rupestre esquemático que incluye, en este caso, algunas figuras del estilo seminaturalista.
Junto a estas pinturas rupestres prehistóricas destaca la única construcción romana encontrada en España dentro de una cueva: una casa de pastores del siglo III d.C. Por todos estos hallazgos y por el enclave único en el que se encuentra ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Manantial de El Borbotón o Gorgotón (Central hidroeléctrica del Salto de Almadenes)
Se trata de un manantial de aguas subterráneas que brotan en el río y que son más cálidas que las de su curso. Se localiza a la salida del cañón de Almadenes, en el término de Cieza, y está considerado como uno de los escasos lugares en los que se puede apreciar la surgencia de un manantial en pleno cauce del río Segura. En la zona aún quedan restos de canalizaciones de la época romana talladas en roca.

Paseo de Ronda (Cieza)
Senda que bordea el Segura a su paso por Cieza. En su recorrido nos encontramos con el Museo-Molino de Teodoro y la Acequia Andelma. Además, huertos y frutales bordean la Vega.

De Blanca a Murcia por la Vega Media, el valle de Ricote y la huerta de Murcia

Ruta de las Norias (Abarán)
Abarán es el pueblo con más noriasde agua utilizables de España, en él podemos hacer un recorrido por las cuatro norias del municipio, incluyendo la mayor noria de Europa, la Noria Grande. El recorrido, que está señalizado, tiene un grado de dificultad bajo y sus cuatro kilómetros se pueden cubrir en dos o tres horas.

Presa Azud de Ojós (Blanca)
Pasada la localidad de Blanca se encuentra el embalse construido para desviar las aguas del trasvase Tajo-Segura, de gran interés ambiental por la proliferación de aves. Construida en la garganta de un paraje extraordinario como Solvente, es una pieza clave del trasvase Tajo-Segura. En su entorno se encuentra La Favorita, caserón del siglo XIX, y el Minarete del Gurugú, frente al paraje natural del Golgo.

Contraparada
Presa construida por los árabes en las inmediaciones de Javalí Nuevo, divide en dos el caudal del Segura y riega la Vega a través de un ingenioso entramado de acequias. Data del siglo X donde se originan las acequias mayores Aljufía, por el Norte, y Alquibla, por el Sur.

Actividades

La cuenca del Segura es sin duda el escenario perfecto para llevar a cabo actividades en contacto directo con la naturaleza. Alrededor de la cuenca, especialmente en la Vega Alta y Media, se ha desarrollado una red de servicios y productos orientados al desarrollo del senderismo, la escalada, la espeleología, el piragüismo, e incluso paseos en balsa. Es por ello que los amantes de la naturaleza han lanzado en los últimos años el turismo rural. Casas y hoteles rurales, aulas de la naturaleza, museos y centros de recepción de visitantes fomentan el uso del hábitat natural.
Los más aventureros prefieren iniciar en Calasparra una agradable travesía por el río Segura en balsa o un descenso en piragua desde Cieza hasta Blanca. Mientras que aquellos que quieren mantener los pies en el suelo, prefieren disfrutar de las plantas aromáticas que crecen en la ribera del río o pescar en sus tranquilas aguas. Los más atrevidos practican puenting lanzándose al vacío sujetos sólo por una cuerda, practicando este deporte de riesgo que data de los años 80.
En cualquier caso, las diferentes actividades y alternativas del río Segura pueden ser un manantial como el que ofrece el Balneario de Archena, conocido desde la época romana. Estas termas son reconocidas por la calidad de sus aguas y la singularidad de su entorno que las convierten en un marco único para disfrutar en cualquier momento.

Arrozales de Calasparra
Una de las pocas norias activas que aún recogen agua del Segura
En 1742 se coloca una Virgen al puente de Piedra que cruza el Segura. A partir de entonces se le conocerá como Puente de los Peligros
Azud de Ojós
Garza real (Ardea cinerea)